20 May 2022 | 02:19

Líder en información económica del deporte

Fitness

Reebok y CrossFit hacen las paces y resuelven el litigio por el pago de ‘royalties’

La firma de equipamiento deportivo deberá abonar los pagos por el uso de la marca de cross-training, tras alcanzar un acuerdo con la empresa de entrenamiento.

Palco23

30 ago 2018 - 16:09

Reebok y CrossFit sacan la bandera blanca. Meses después de que la compañía de cross-training demandara a la marca de equipamiento deportivo, ambas empresas han resuelto todos los litigios que tenían pendientes. Los detalles del acuerdo no han trascendido, pero Reebok deberá pagar a CrossFit por los royalties que le debe.

 

La disputa empezó en junio, cuando la marca de entrenamiento demandó a Reebok por presunto incumplimiento del contrato, y le exigió 4,8 millones de dólares (4 millones de euros) por haber alternado el pago de royalties. La empresa creada por Greg Grassmann denunció un “déficit en el pago” del derecho de uso de la marca por parte de la firma controlada por Adidas. Además, le acusó de no haber invertido 51,75 millones de dólares (44,5 millones de euros) en acciones de márketing.

 

Ahora, ambas organizaciones han firmado la paz y, a través de un comunicado conjunto, aseguran que esperan continuar trabajando juntos. “Cada asociación enfrenta desafíos de vez en cuando. Las grandes alianzas aprenden de esos retos, los superan y se fortalecen al resolverlos”, ha explicado Jeff Cain, director general de CrossFit. Por su parte, el presidente de Reebok, Matt O'Toole, ha añadido que “nuestras marcas son más fuertes juntas tras resolver este problema”.

 

El vínculo entre CrossFit y Reebok se firmó en 2010 por un plazo de diez años y, en virtud del mismo, la marca de artículos deportivos es el patrocinador principal de los CrossFit Games, y cuenta con la licencia para vender textil y calzado con la marca CrossFit.