26 Ene 2022 | 21:14

Líder en información económica del deporte

Fitness

PwC avala la reforma inicial de la Generalitat catalana para atar en corto al gimnasio 24 horas

Patricia López

06 feb 2017 - 19:49

PwC también ha levantado la voz en el caso de la regulación contra los gimnasios 24 horas. La firma de servicios profesionales, a petición de varios operadores de insalaciones deportivas, ha emitido un informe favorable a la modificación de la Ley del Deporte, impulsada por la Generalitat de Catalunya, y que tiene como objetivo obligar a todos los centros a contar con un entrenador disponible en sala en horario de apertura, como ya adelantó Palco23.

 

En su informe, las conclusiones contradicen a la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco), que considera la medida legislativa “injustificadamente restrictiva”. PwC concluye que imponer la presencia de un técnico de fitness en el gimnasio durante el horario de apertura, así como obligar a la contratación de personal colegiado, "no es una medida restrictiva" y, por lo tanto, no afecta a la competencia.

 

El análisis va más allá al afirmar que garantizar la presencia de un técnico en la sala y el requisito de contratar a profesionales colegiados "constituyen dos obligaciones de carácter mínimo" puesto que "permiten garantizar la seguridad y la salud de los usuarios" del club. De ahí que la compañía concluya que no conlleva una carga económica desproporcionada para los operadores.

 

Cabe recordar que hace unos días más de diez cadenas de gimnasios, en su mayoría concesionales pero entre las que también se encontraban Metropolitan, DiR y Virgin Active, publicaron una carta de apoyo al cambio de regulación que plantea la Generalitat y contra el modelo de negocio de Anytime Fitness y Snap Fitness.

 

A diferencia del informe elaborado por la consultoría Roca Junyent a petición de Anytime Fitness, PwC no tiene en cuenta el impacto económico que para los operadores 24 horas tendría el cambio legal. Desde Roca Junyent afirman que la propuesta conllevará el cierre de una de cada tres instalaciones deportivas por no permitirse pagar el salario de un técnico deportivo.

 

Según la consultoría catalana, las cadenas afectadas por la modificación de la Ley del Deporte tendrían derecho a reclamar daños y perjuicios derivados de la obligación de contar con un técnico de fitness, una reclamación que desde PwC ven improbable que prospere.