30 Jun 2022 | 03:34

Líder en información económica del deporte

Fitness

Pontevedra saca a concurso un centro municipal de BeOne por tres millones

La compañía gallega ha gestionado el complejo durante los últimos veinte años, y ahora se debate entre pujar o no hacerlo. Para favorecer la presentación de oferta, el Ayuntamiento subvencionará con un millón de euros parte de las obras.

Patricia López

19 abr 2018 - 04:59

Pontevedra saca a concurso un centro municipal de BeOne por tres millones

 

 

Dos décadas después de que salieran a concurso los primeros centros deportivos, Galicia empieza a renovar su parque de instalaciones. Pontevedra, uno de los primeros municipios donde BeOne ganó licitaciones para gestionar piscinas municipales, busca gestor que se encargue de reformar, ampliar y explotar la piscina municipal de Campolongo durante veinte años.

 

La adjudicataria deberá realizar una obra valorada en como mínimo 2,9 millones de euros y, para estimular la presentación de ofertas, el Ayuntamiento se ha comprometido a abonar un millón de euros. Entre las mejoras que deberán realizarse están la renovación de las piscinas y de la cubierta de las mismas, así como la ampliación de la sala de fitness hasta 505 metros cuadrados. Asimismo, se habilitarán tres salas para actividades dirigidas, y se ampliará la que ya está operativa.

 

Como resultado, el centro pasará de 3.858 metros cuadrados entre el sótano y la primera planta, a 4.338 metros cuadrados, según figuran el pliego de condiciones al que ha accedido Palco23. También se saneará el forjado del techo de toda la instalación. En la obra se invertirá 2,5 millones de euros, 190.000 euros se destinará al pago de licencias, tasas y honorarios del proyecto, mientras que 174.800 euros irá a parar a la renovación del equipamiento.

 

 

 

 

El pliego de condiciones no obliga al pago de un canon al consistorio, aunque sí deja la puerta abierta a que los operadores presenten una oferta. El valor estimado del contrato para todo el periodo de la concesión es de 29 millones de euros, según consta en el plan de viabilidad. Se calcula que el potencial de usuarios del centro deportivo a medio plazo será de 4.000 personas, con un promedio de 2.800 abonados al mes.

 

BeOne, la gestora que ha estado al cargo de la instalación durante las dos últimas décadas, se debate entre pujar o no por la concesión. Fuentes del sector afirman a este diario que la competencia en Pontevedra, una población de poco más de 80.000 habitantes, ha ido creciendo con el paso de los últimos años. De ahí que la empresa gallega podría no presentar oferta para retener el contrato. En cualquier caso, la cadena dirigida por Roberto Ramos aún no ha tomado una decisión.

 

Entre los players que operan en Pontevedra destacan Supera y Budo, que al igual que Serviocio hicieron negocio en el sector deportivo mediante instalaciones con piscina, en un momento en que escaseaban los complejos deportivos con lámina de agua.