Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 16 Octubre 201923:38:17

Buscador

;Menu
Patrocina
h Fitness

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

Palco23 pone a prueba la atención al cliente online y presencial de de veinte cadenas de gimnasios como Metropolitan, Altafit y GO Fit. En la segunda entrega, le llega el turno a Viva Gym
07 Sep 2017 — 04:56
Patricia López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La tecnología ha llegado al mundo del gimnasio, pero su irrupción no ha menguado la importancia que los operadores del fitness español dan al trato presencial tanto durante el proceso de captación de clientes como durante la visita del abonado al centro. Incluso, algunas cadenas están apostando por ofrecer un contacto permanente con su cliente, esté o no en el gimnasio.

 

A lo largo de las estas semanas, Palco23 está publicando un reportaje con los resultados de atención al cliente presencial y online de algunas de las principales cadenas de gimnasios del país. Esta acción de Mystery Shopper, patrocinada por fabricante nacional de equipamiento BH Fitness, pretende ser una comparativa del resultado obtenido por el comprador misterioso en algunas de las veinte compañías más destacadas del mercado español

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

Fundada en 2011, es una cadena de gimnasios de bajo coste que en menos de seis años ha tejido una red de veinte gimnasios en España. El accionariado de la empresa lo compone la sociedad de capital de riesgo Bridges Ventures, con el 51% de las acciones, el equipo directivo y otros accionistas minoritarios, con un 14%, mientras que el 35% restante está en manos de Vivagym Holdings, controlado por la familia Singh.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

Viva Gym tiene mucho margen de mejora en su atención al cliente a través de su página web. Si bien es cierto que ofrece facilidades que otras compañías no tienen en cuenta, en el global la compañía no supera la primera prueba de alta online del cliente infiltrado. Por ejemplo, su portal sí que cuenta con sección de tarifas, cuyos precios muestran sin necesidad de registro ya que uno de los valores de la compañía es mostrarse accesible a todo tipo de público con precios reducidos. Además, permite realizar el alta online, de modo que no es necesario asistir al club para apuntarse.

 

 

Sin embargo, no permiten concertar cita a través de Internet para visitar el club, ni realizar un tour virtual por el mismo para que el potencial cliente pueda visualizar la instalación desde casa. Durante el proceso de alta, la cadena no pregunta el motivo o el objetivo que persigue apuntándose al gimnasio.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

A pesar de que Viva Gym cuenta con una amplia red de centros en España y que ofrece la posibilidad de que el cliente acceda a cualquiera de ellos a través de la tarifa premium, la compañía no ha habilitado un mapa en su web que permita al usuario ubicar los clubes. Al igual que la mayoría de cadenas analizadas, tampoco cuenta con un asistente virtual que guía al mystery shopper durante el proceso de alta ni da la posibilidad de elegir la fecha. Lo que sí permite es consultar la oferta de clases dirigidas y sus horarios, un servicio que también está disponible a través de su app, pensada para reservar clases y contratar servicios adicionales como entrenamiento personal. Ahora bien, la contratación de servicios adicionales no está disponible a través de la web.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

Una opción que sí ofrecen es la del día de prueba gratuito, en sintonía con otras cadenas low cost. Dado que la compañía no exige registrarse para facilitar información sobre la tarifa, la cadena no cuenta con los datos de los clientes potenciales, motivo por el que no puede contactarles días después para saber si ha tomado una decisión, enviar un correo con más información o llamarle para explicarle de manera más detallada y directa el concepto de club.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

El mystery shopper quiere verificar la calidad del servicio de atención al cliente presencial en el centro, en este caso el Hospitalet de Llobregat (Barcelona), que es el primero que abrió en España. El club no cuenta con recepción, pero a diferencia de otras cadenas sí que ofrece al usuario potencial la posibilidad de darse de alta de manera autónoma a través de una máquina. Si necesita asesoramiento o quiere recibir atención presencial, debe utilizar un timbre para avisar al personal, que de manera inmediata sale al hall para recibir al usuario.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

La empleada explica las promociones vigentes y la tarifa mensual, pero no hace referencia a la cuota premium que da acceso a cualquier centro Viva Gym. Tampoco pregunta al cliente infiltrado si desea ver el centro pero, cuando es preguntada si puede enseñárselo, le remite a la solicitud del día de prueba que la cadena ofrece a través de la página web o yendo directamente al gimnasio con ropa y calzado deportivo. Tampoco pregunta por el motivo del alta.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

Otro de los suspensos de la calidad de la atención al cliente en el gimnasio es que no realizan seguimiento alguno porque no piden los datos de contacto del potencial abonado. Tampoco facilitan un folleto explicativo con la oferta de clases dirigidas y los horarios.

 

Respecto al equipamiento del club, la única manera de que el mystery shopper pueda verlo y probarlo es solicitando el pase de prueba. La empleada no da información de las máquinas por iniciativa suya y duda al responder las preguntas del potencial cliente. Tampoco explica cómo buscan incentivar la asistencia al club mediante la celebración de masterclasses, sesiones especiales en la calle o la gamificación.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

 

Por otro lado, el club sí que cuenta con promociones de alta y la empleada las explica, pero olvida explicar que la compañía no exige permanencia obligatoria ni da a conocer su red de centros existentes ni la oferta de gimnasios que hay en la zona.

 

Mystery Shopper: Viva Gym, a examen

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

1 comentarios
Ofra
06 Jun 2019 — 10:39
Me parece que en este artículo no se profundiza en lo que realmente importa a la hora de darse de alta en un gimnasio. Valoran la atención al cliente en el momento del alta, pero ¿qué pasa después? ¿La variedad de las clases son las que dicen? ¿La calidad de las clases es buena? ¿El material está cuidado?

La verdad es que este artículo me ha aportado muy poco a la hora de tomar una decisión sobre el gimnasio, porque vengo de uno en el que te trataban divinamente a la hora de darte de alta. Pero después, que es lo que realmente importa, no funcionaba nada bien.

Por favor, entren en el gimnasio y utilicen las instalaciones. Asistan a las clases. Y luego nos cuentan.

Gracias.
...