18 Ene 2022 | 08:53

Líder en información económica del deporte

Fitness

Morosidad en el gimnasio: el 33% de las empresas presentan un elevado riesgo de impagos

El 27% de las empresas presenta un riesgo elevado de morosidad, mientras que el 6% se encuentran en un riesgo máximo

Patricia López

26 sep 2017 - 13:05

Morosidad en el gimnasio: el 33% de las empresas presentan un elevado riesgo de impagos

 

El mercado español del fitness está aumentando ingresos año a año, pero esta tendencia alcista no se traduce en una baja tasa de morosidad. El 33% de las empresas del sector de los gimnasios está en máximo o elevado riesgo de impago, según refleja un informe elaborado por Iberinform con la colaboración de Insight View. El estudio revela que la industria acumula seis años de pérdidas en un entorno afectado por la “proliferación de centros deportivos de carácter público y ajuste progresivo de los márgenes en una dinámica propia de un sector comoditie”.

 

La ausencia de rentabilidad hace que el 27% de las empresas presente un riesgo elevado de falta de pagos de deudas al término de plazo estipulado, mientras que el 6% de las compañías se encuentran en un riesgo máximo. En conjunto, el rating de morosidad medio es de 5 en una escala del 0 al 10. La provincia con menor índice de impago es Teruel, seguida de Segovia, mientras que aquellas regiones que presentan un mayor riesgo son Ávila, Soria y Palencia. Por otro lado, el sector muestra una importante concentración de la actividad en Madrid y Barcelona, puesto que el 40% de las empresas se ubican en estas regiones.

 

Aunque el estudio no lo menciona, la subida del IVA del 8% al 21% en 2012 también está relacionada con la baja rentabilidad del sector, puesto que en su mayoría asumió el incremento con el fin de que no repercutiera en el abonado. Los directivos del sector admiten que fue una medida de choque para evitar la pérdida de clientes en un contexto de crisis económica en que el abonado redefinía sus prioridades y era más propicio a darse de baja en el gimnasio.

 

 

A consecuencia, y en un contexto de incipiente recuperación, algunas compañías han optado por subir el precio y ajustar los costes para no poner en jaque su rentabilidad. Es el ejemplo de la andaluza LowFit, que ha apuntado su ticket medio de 19,90 euros a 27 euros mensuales, o de DreamFit, que también ha ido aumentándolos a cambio de ampliar sus servicios. McFit, que desde su aterrizaje en España en 2009 se había mantenido firme en la tarifa de 19,90 euros, ha decidido elevar su cuota hasta 23,90 euros a cambio de ofrecer el servicio de ducha gratuito.

 

En cuanto al perfil de las compañías que operan en el sector, el documento pone de relieve que, en su mayoría, son microempresas (72%). El 22% lo forman las sociedades pequeñas mientras que el 5% tienen una dimensión mediana. Asimismo, Iberinform atribuye a la baja rentabilidad del sector el hecho de que en el último año apenas se hayan constituido nuevas empresas. En cambio, un 23% del tejido empresarial actual se creó entre 2010 y 2014, durante la etapa de mayor crecimiento del segmento de bajo coste, que propició la puesta en marcha de cadenas como AltaFit, DreamFit o Viva Gym, junto a otras vinculadas al grupo medio como Ifitness o Infinit Fitness, constituidas en 2011 y 2012, respectivamente.

 

El 77% restante de los operadores del sector tienen más de cinco años de antigüedad, y responden a compañías consolidadas a lo largo de los años ochenta y noventa, como Supera, Serviocio, Claror o GO Fit, entre otras.