02 Jul 2022 | 15:42

Líder en información económica del deporte

Fitness

Mindbody vuelve a salir de compras: adquiere el ‘software’ Booker por 150 millones dólares

Con esta operación, que se cerrará en el segundo trimestre, la plataforma aumenta su red de centros en el segmento del wellness y los clubes de spa.

Palco23

14 mar 2018 - 10:14

Mindbody facturó 148,2 millones de euros en 2017 y redujo sus pérdidas un 55,3%

 

 

Mindbody amplía su red de centros al calor del wellness y el spa. La compañía estadounidense ha anunciado la compra del software Booker por 150 millones de dólares. Con este movimiento, la tecnológica adquiere una plataforma de gestión en la nube para salones de belleza y spa que da servicio a 10.000 establecimientos. Se espera que esta integración genere a Mindbody un negocio de 25 millones de euros, que fue la facturación que logró Booker en 2017.

 

“Al combinar nuestra tecnología y los equipos de trabajo, ayudaremos a nuestros clientes a crecer conectándolos con sus consumidores. Nuestra intención es expandir rápidamente nuestra plataforma”, ha explicado el cofundador de Mindbody, Rick Stollmeyer.

 

Por su parte, el consejero delegado de Booker, Josh McCarter, ha comentado que ambas compañías “compartimos desde hace tiempo un objetivo común, que es ofrecer una plataforma que permita a los profesionales del wellness dirigir y hacer crecer sus negocios”. El directivo confía en que “uniendo fuerzas, podamos ofrecer soluciones tecnológicas que ayuden a nuestros clientes”.

 

 

 

 

Fundada por Rick Stollmeyer y Robert Daniel Murphy en el año 2000, Mindbody es un software de gestión de negocios online dirigida a las empresas que operan en el sector del fitness. En los últimos meses ha adquirido a la tecnológica FitMetrix, mientras que el año pasado adquirió la tecnológica Lymber Wellness.

 

La compañía disparó su facturación un 31% tras facturar 182,6 millones de dólares (148,2 millones de euros) en 2017. Durante el pasado ejercicio logró reducir sus pérdidas un 55,3%, lo que la llevó a finalizar el año con unos números rojos de 14,7 millones de dólares (11,9 millones de euros).