16 Ago 2022 | 12:34

Líder en información económica del deporte

Fitness

Los gimnasios Heltia se expanden y apuntan a un negocio de diez millones en cinco años

Fundada por el empresario del sector del fitness Marc Bonamusa, la cadena opera actualmente con un centro en la calle Berlín de Barcelona, y en los próximos meses abrirá un gimnasio franquiciado en la calle Muntaner de la ciudad.

Los gimnasios Heltia se expanden y apuntan a un negocio de diez millones en cinco años
Heltia nació con el objetivo de llegar a todo aquel público al que no les gustan los gimnasios, que no están a gusto en ese tipo de ambiente y que no necesariamente están familiarizadas con la práctica de ejercicio físico, aunque saben que lo necesitan pa

M. L-E.

20 jul 2022 - 05:00

Heltia también pone el turbo. La cadena de gimnasios boutique y estudios de pilates fundada en 2020 se lanza a por las grandes ciudades de España. La cadena, destinada a clientes tradicionalmente sedentarios, busca alcanzar un negocio de diez millones de euros en cinco años con la apertura de veinte centros en cinco años. 

 

Fundada por el empresario del sector del fitness Marc Bonamusa, la cadena opera actualmente con un centro en la calle Berlín de Barcelona, y en los próximos meses abrirá un gimnasio franquiciado en la calle Muntaner de la capital catalana. “Proyectamos veinte aperturas en cinco años, primero por la zona de Cataluña y posteriormente en grandes ciudades como Madrid y Bilbao”, explica Bonamusa, propietario de la enseña, a Palco23. Bonamusa es cofundador de Wellfit y tiene experiencia en Virgin Active y Holmes Place.

 

Heltia nació con el objetivo de llegar a todo aquel público al que no les gustan los gimnasios, que no están a gusto en ese tipo de ambiente y que no necesariamente están familiarizadas con la práctica de ejercicio físico, aunque saben que lo necesitan para su salud porque tienen un estilo de vida sedentario.

 

 

 

 

La cadena se enfoca en espacios exclusivos no masificados y con una oferta de servicios, técnicas y metodológicas para resolver las necesidades sanitarias de las personas. Los entrenamientos son de pilates, entrenamiento funcional, Hiit y técnica hipopresiva con un acompañamiento personalizado, vendiendo un servicio integral que incluye fisioterapia.

 

La cadena, que busca su expansión con centros franquiciados y propios, requiere una inversión de 120.000 euros para sus centros estándar, que cuentan con 300 metros cuadrados. El modelo se puede replicar en espacios de 150 metros cuadrados, que requieren una inversión de 60.000 euros. Además, siguiendo el modelo de otro rival como Sano Center, que cerrará 2022 con 88 centros operativos, Heltia busca entrar con córneres de centros de fitness multifuncionales y en hoteles.

 

 La cadena opera en el segmento premium, con un ticket medio de 120 euros en zonas con perfiles con un poder adquisitivo alto. El 70% de los clientes son mujeres con un perfil sedentario y con una media de cuarenta años. Actualmente, el centro de la calle Berlín cuenta con 400 abonados y facturó 380.000 euros en 2021.

 

 

 

 

Heltia estima que los centros pueden alcanzar una facturación de hasta medio millón de euros al año y break even a los dieciséis meses. “Este año ya vamos un 7% por encima de los resultados del año pasado”, sentencia Bonamusa, que avanza que, para funcionar, los centros necesitan al menos 200 abonados. La central cuenta con nueve empleados y cada centro requiere cinco trabajadores.

 

Para financiar su expansión, la cadena ha alcanzado un acuerdo con Banco Sabadell, que financia el 70% del proyecto de las franquicias. Además, no descarta la entrada de inversores externos que permitan “acelerar el proceso de expansión”.

 

 

 

 

Con el anuncio de los planes de expansión, la cadena se une a otras cadenas que han anunciado aperturas en el segmento boutique. Squad Fitness, por ejemplo, prevé inaugurar hasta diez centros hasta final de 2022. Además, la cadena compite con grandes compañías como F45, que quiere tener quince centros operativos a cierre de año, Distrito Estudio, que cerrará el año con catorce gimnasios, o con Orangetheory Fitness, que tiene más de diez locales en el país. Otro de los grandes operadores en el segmento es Trib3, propiedad de la familia Fisher, que cerrará 2022 con catorce franquicias firmadas.

 

En los últimos años este tipo de centros han ido aumentando en número. Para diferenciarse de los gimnasios convencionales, las denominadas boutiques realizan sesiones especializadas, en una o varias disciplinas, gamificando las sesiones.