Fitness

Los gimnasios de Barcelona siguen al alza y rebasan los 194.000 abonados hasta abril

Los centros deportivos municipales aumentaron un 2,1% su cifra de clientes respecto a diciembre de 2017. Claror volvió a coronarse como la cadena con mayor número de socios, y el CN Atlètic Barceloneta fue el club con más clientes de la capital catalana.

Los gimnasios de Barcelona siguen al alza y rebasan los 194.000 abonados hasta abril

Patricia López

28 may 2018 - 04:58

Claror y Eurofitness, las cadenas de gimnasios con mayor número de clientes en Barcelona

 

 

Barcelona se ha convertido en una de las ciudades con mayor número de gimnasios, pero el aumento de la competencia no limita a los centros deportivos municipales (CEM). Así se desprende del registro de abonados a los gimnasios públicos gestionados por empresas privadas al que ha tenido acceso Palco23. Hasta abril, estas instalaciones registraron 194.200 clientes, un 2,1% más que al cierre de 2017.

 

Aunque en comparación con abril del año pasado la evolución no fue muy elevada, con una variación del 0,3%, el sector da síntomas de recuperación tras la crisis económica, que provocó que en 2012 sólo hubiera 157.737 abonados. En términos absolutos, hasta abril se contabilizaron 4.016 usuarios más que en diciembre de 2017, casi el doble del aumento de clientes que se registró en todo 2017.

 

Tradicionalmente el inicio de la primavera es una época de captación importante para los gimnasios, que registran antes del verano un alza en el número de clientes. Además, Barcelona ha estado en el punto de mira de los operadores como Duet Fit, McFit, Snap Fitness y Anytime Fitness, que en el último han abierto más centros. De ahí que en comparación con el mismo periodo del año anterior el aumento sólo sea del 0,3%.

 

 

 

 

El parque de instalaciones de Barcelona está compuesto por 39 centros deportivos municipales y diez complejos especializados en una modalidad deportiva, como esgrima, tenis, vela o escalada. Esos 39 centros sumaron un total de 190.178 inscritos, por lo que prácticamente representaron la totalidad de los clientes de los complejos públicos destinados al deporte. Pero, ¿cuáles fueron las principales cadenas de gimnasios?

 

Claror volvió a consolidarse como la compañía con mayor número de clientes en Barcelona con 31.097 socios, un 1,61% que en 2017, gracias a que en el top ten de clubes por volumen de inscritos figuran tres de sus cuatro centros. Eurofitness ocupa la segunda posición debido a que es el operador con mayor número de centros bajo gestión. Con seis instalaciones, sumó 23.974 abonados, un 1,9% más que al cierre del año pasado.

 

Holmes Place fue una de las cadenas que menos socios ganó en los primeros cuatro meses de 2018, con un 0,9% más, hasta 20.274 socios. En cuanto lugar está CET10, que es una de las que más ha crecido en el arranque de año y hasta abril dio servicio a 18.750 personas, un 2,7% más, gracias a que gestiona el CEM Ba de Roda, el segundo club con más personas inscritas de la capital catalana. El que más clientes ganó fue el CN Atlètic-Barceloneta, gestor del CEM Sant Sebastià, que registró un aumento del 12,6% hasta abril.

 

 

 

 

 

Duet Sports no se queda atrás, y su centro de Cotxeres Borbó se posiciona como el cuarto mayor de Barcelona. En los últimos meses, las Piscines Bernat Picornell han entrado en el top-ten de centros con mayor cartera de clientes, relevando a Can Dragó, de Eurofitness. Este cambio impulsó el crecimiento de Seae, que el año pasado invirtió 350.000 euros para modernizar el gimnasio y abandonó el concurso de acreedores. Esta mejoría es una buena noticia para la cadena, que el año pasado redujo un 4,75% su número de abonados.

 

Lleure Sport también recuperó ligeramente el tono ya que, aunque el año pasado perdió a 9,64%, hasta abril ganó un 2,5% tras invertir 1,5 millones en mejorar los polideportivos de Can Ricart y Colom.

 

El próximo proyecto del Ayuntamiento de Barcelona en materia de equipamientos deportivos es la construcción del CEM Camp de Ferro, en La Sagrera, donde invertirá 13,5 millones de euros. Posteriormente sacará a concurso la gestión del complejo, como lo ha hecho con el resto de gimnasios municipales que operan en la ciudad desde finales desde principios de los años noventa.