17 Ene 2022 | 01:21

Líder en información económica del deporte

Fitness

Los gimnasios de Barcelona apuntan a los 200.000 socios tras crecer un 3,7% hasta junio

Los centros deportivos que son de titularidad municipal alcanzaron los 194.813 socios hasta junio, 14.000 personas más que año y medio atrás pese al aumento de la competencia privada.

Los gimnasios de Barcelona apuntan a los 200.000 socios tras crecer un 3,7% hasta junio

M.Menchén

19 jul 2017 - 05:00

 

Los gimnasios municipales de Barcelona mantienen el tono en el primer semestre. La bajada de precios que impuso el Ayuntamiento el pasado verano, unido a la recuperación económica y a las mayores inversiones en las instalaciones, han permitido a los operadores ganar un 3,7% de abonados durante el primer semestre de 2017. En total, los 44 complejos propiedad del consistorio y gestionados por terceros acumulan 194.813 miembros, 7.000 personas más que en diciembre, y situando el próximo objetivo en los 200.000 clientes.

 

Los datos que maneja el consistorio, a los que ha podido acceder Palco23, revelan una mejora generalizada de los centros. De hecho, ninguno de los grandes operadores que gestiona más de una concesión administrativa en la capital catalana ha visto reducida su clientela. Claror continúa como líder, tras crecer un 2,3% y rebasar por primera vez los 31.000 clientes. Incluso el CEM Sagrada Familia, que se renovó para hacer frente a la competencia de Duet Fit, ha logrado mejorar en el primer semestre.

 

No obstante, la gestora encabezada por Gabriel Domingo crece a un ritmo más moderado que los dos rivales que le acompañan en el podio: Eurofitness avanza un 4,7% y Holmes Place lo hace un 4,8% para estar ya a las puertas de los 20.000 abonados. En el caso del grupo dirigido por Pep Viladot, su principal motor está siendo el CEM Les Corts, que ha ganado casi mil abonados en seis meses y está al acecho del CEM Bac de Roda de CET10. Éste se mantiene como el club más grande de los que están gestionados por entidades deportivas que no funcionan como club.

 

 

Bac de Roda, que durante años fue el centro deportivo más grande y con más clientes de la ciudad, ha visto cómo ha perdido el trono en favor del CEM Sant Sebastià. Pese a que no ha perdido socios, la instalación ha experimentado un rally que le ha llevado a ganar 2.200 abonados en seis meses tras la puesta en marcha de dos cuotas familiares con las que recuperar terreno. Está por ver si este ascenso, motivado también por el verano y las cuotas de piscina, se mantiene.

 

Los operadores que ya saben que deberán dar un vuelco y centrar esfuerzos en la campaña de captación de septiembre son Lleuresport y Ufec. La primera logró renovar la adjudicación de dos centros deportivos en el barrio del Raval, pero entre enero y junio han perdido un 3,9% de clientes. En cuanto a la unión de federaciones deportivas, su instalación de Estació del Nord retrocede un 3,1%.