18 May 2022 | 17:27

Líder en información económica del deporte

Fitness

Los gimnasios catalanes reclaman a la Generalitat más de 40 millones de euros

Los cierres y restricciones durante la pandemia han provocado un descalabro en las cuentas de muchos centros fitness. Más de 40 operadores de instalaciones deportivas han presentado una demanda judicial a través de la Adecaff.

Los gimnasios catalanes reclaman a la Generalitat más de 40 millones de euros
La cifra reclamada de 40 millones no está fijada, e incluso puede seguir creciendo.

Palco23

18 mar 2022 - 11:00

 

Los gimnasios catalanes reclaman a la Generalitat un total de 40 millones de euros. Así lo ha hecho saber la Associació d'empreses de Catalunya d'activitat Física i Fitness (Adecaff), la agrupación de empresarios que ha iniciado el proceso judicial. La organización representa en la demanda a más de 40 operadores de instalaciones deportivas, según ha informado Cmdsport.

 

Las demandas vienen ocasionadas por los daños del primer cierre del sector entre marzo de 2020 y junio de 2021. Los importes reclamados incluyen tanto el dinero que las empresas han dejado de ingresar como la previsión de crecimiento que tenían según el ritmo de los últimos años.

 

El pasado junio, 33 operadores de gimnasios interpusieron reclamaciones contra la Generalitat por más de 26 millones de euros, pero no obtuvieron respuesta. El silencio administrativo provocó que las empresas demandantes abrieran un proceso judicial. Durante estos meses, la cifra de demandantes ha aumentado a 40 y el precio reclamado también ha ascendido hasta alcanzar los 40 millones de euros.

 

La sentencia del Tribunal Constitucional que declara nulo el segundo estado de alarma (entre el 25 de octubre de 2020 y el 9 de mayo de 2021), así como el hecho de que Cataluña no tuviera presidente en funciones, aumenta las posibilidades de victoria judicial por parte de los demandantes.

 

 

La cifra reclamada de 40 millones no está fijada, e incluso puede seguir creciendo. Los gimnasios consideran que a día de hoy aún perduran los perjuicios económicos que provocan medidas como la obligatoriedad de llevar mascarilla. Si bien es cierto que la comunidad autónoma catalana flexibilizó el uso de las mascarillas en las salas de fitness, aún deben llevarse en las clases particulares.

 

Se estima que el organismo judicial podría tardar un año desde que reciba las demandas hasta dictaminar sentencia, por lo que la resolución a las demandas podría llegar en 2023. 

 

El problema vendrá en la demostración del daño. “Lo más difícil en estos casos siempre es poder probar el lucro cesante”, ha explicado Alberto Palomar, el abogado que lidera las demandas de la Federación nacional de empresarios de instalaciones deportivas (Fneid).

 

En todo el país, son 581 los gimnasios que decidieron demandar a las administraciones por las medidas pandémicas. Pese a ello, no todos han optado por la vía judicial, ya que esa resolución depende de la patronal a la que han elegido para presentar sus quejas.