30 Jun 2022 | 09:40

Líder en información económica del deporte

Fitness

Lleuresport ‘aprende a surfear’ para crecer en Barcelona con su tercera instalación deportiva

La gestora catalana de centros deportivos se ha adjudicado el complejo Espai de Mar por un periodo de cuatro años y una inversión de 60.000 euros. El valor estimado del contrato es de 931.422 euros durante todo el periodo, y recibirá una subvención máxima de 265.720 euros.

P. López

27 jun 2018 - 04:57

Tras hacerse con este contrato, Lleuresport ahora gestiona tres equipamientos deportivos en Barcelona

 

 

Lleuresport crece en Barcelona al calor del turismo y de los amantes de los deportes acuáticos. La gestora catalana de instalaciones deportivas se ha adjudicado la gestión del servicio de la instalación deportiva municipal Espai de Mar, ubicada en la playa de la Barceloneta. Allí se encarga de dirigir una instalación enfocada a la enseñanza de las actividades acuáticas como el surf, al alquiler de equipamiento y a impartir clases de yoga en la playa.

 

El periodo de la concesión es de cuatro años, la empresa no deberá pagar canon y recibirá una subvención máxima de 265.720 euros del Institut Barcelona Esports (IBE). El dinero servirá para “garantizar el equilibrio económico y financiero”, según indica el pliego administrativo. El valor estimado del contrato es de 931.422 euros durante todo el periodo.

 

La instalación de la Barceloneta generará ingresos a través de los cursos de surf y paddel surf, el alquiler de material y otras actividades como yoga, beach vóley, tenis playa y el club de running. También se ofrecen servicios de fisioterapia y osteopatía. La compañía se ha comprometido a invertir 60.000 euros para mejorar la instalación.

 

 

 

 

La gestora se ha impuesto a otras dos entidades, la Associació Esportiva Ciutat Vella y Nauticologic i Pit Roig Consulting. Lleuresport ha marcado diferencias  en su propuesta deportiva, ya que ha logrado más puntos que el resto de empresas tanto en la cartera de servicios deportivos que ha ofrecido, como en el proyecto de cohesión social que ha propuesto; también ha logrado la mayor puntuación en el plan de mejoras de estructura y organización del personal. De ahí que haya ganado el concurso pese a que, por los criterios objetivos relacionados con la proposición económica, había sacado una puntuación más baja.

 

Según la mesa de contratación, la empresa catalana ha presentado una oferta mejor para la mejora de la cartera de servicios deportivos y ha propuesto mejoras de estructura y organización del personal que han provocado que se hiciera con el contrato. Este será su tercera instalación en Barcelona, después de que a finales de 2016 renovara la concesión de los otros dos gimnasios municipales que gestiona en Ciutat Vella: el CEM Colom y el CEM Can Ricart, en los que invirtió 1,5 millones de euros para renovarlos.