28 Jun 2022 | 23:23

Líder en información económica del deporte

Fitness

Life Fitness reestructura su cúpula y nombra como presidente a Jason Worthy

El fabricante de equipamiento para el gimnasio asciende al vicepresidente del área digital, que asumirá la presidencia de la compañía tomando el relevo de Jaime Irick.

Palco23

31 oct 2018 - 16:10

Cambios en la dirección de Life Fitness tras la escisión de Brunswick Corporation. El fabricante de equipamiento para el gimnasio ha anunciado que Jason Worthy asumirá la presidencia de esta división, tomando el testigo de Jaime A. Irick.

 

Este movimiento supone un ascenso para Worthy, que tras llegar a la compañía en 2012 ha ido ocupando varios cargos hasta asumir la dirección del área digital. Anteriormente fue director general en Emea y Reino Unido, aunque también fue directivo de Fitness First en Reino Unido, en LA Fitness y en Technogym. Por su parte, Jaime A. Irick, que fue nombrado presidente de la división de fitness en enero de 2017, abandonará el cargo.


“Agradecemos a Jaime por sus contribuciones a Brunswick, incluso por liderar el negocio de Fitness en medio de un entorno comercial cambiante y por su trabajo para promover la tecnología y la estrategia digital de la empresa”, ha explicado Mark Schwabero, presidente y director ejecutivo de Brunswick, que también abandonará el grupo a finales de año.

 

 

 

 

Este movimiento se produce en pleno proceso de escisión del negocio de fitness en Brunswick. El fabricante considera que el conocimiento del sector de Worthy hace que esté listo para dirigir la empresa e “impulsar el valor y mejorar la satisfacción del cliente”. Licenciado en ciencias del deporte, el directivo también cuenta con un máster en fisiología del rendimiento humano.

 

La compañía cerró el tercer trimestre con unas ventas acumuladas de 750 millones de dólares (656,6 millones de euros), lo que supuso un alza del 3% interanual. El beneficio operativo cayó hasta 25,1 millones de dólares (21,9 millones de euros), un descenso del 55%. Además, la empresa provisionó 12,5 millones de dólares (10,9 millones de euros), de los cuales 8,7 millones de dólares están relacionados con el plan de escisión del negocio.