26 May 2022 | 12:43

Líder en información económica del deporte

Fitness

Life Fitness gana un 43% menos en 2018 a las puertas de su escisión en Brunswick

El fabricante estadounidense de máquinas de entrenamiento ganó 61,7 millones de dólares tras estancar sus ventas el último año. En total, la compañía facturó 1.038 millones de dólares, un 0,4% más.

Palco23

01 feb 2019 - 13:00

Life Fitness gana un 43% menos en 2018 a las puertas de su escisión en Brunswick

 

 

Life Fitness estanca sus ventas en 2018. El fabricante estadounidense de máquinas de entrenamiento apenas creció un 0,4% en los últimos doce meses, en los que facturó 1.038 millones de dólares (904 millones de euros). Esta ligera alza se debió al incremento de negocio internacional, que creció un 1% y ya representa un 49% del total de sus ventas.

 

El estancamiento de su negocio no mantuvo intactas sus ganancias, ya que la empresa redujo su beneficio neto un 43%, hasta 61,7 millones de dólares (53,7 millones de euros). Si bien Estados Unidos volvió a ser el mercado donde más facturó, con 533,9 millones de dólares (465 millones de euros), también fue en el que más redujo sus ventas, que cayeron un 4% interanual.

 

Es una situación contraria a la que vivió en Europa, donde Life Fitness creció un 6,5% y generó un volumen de negocio de 201,9 millones de dólares (175,9 millones de euros). Asia-Pacífico, por su parte, fue la región donde más mejoró sus resultados con ventas de 175 millones de dólares (152,4 millones de euros), un 12% más, mientras que en Canadá la facturación cayó un 7,3%, hasta 30 millones de dólares (26,1 millones de euros). En el resto de regiones vendió equipamiento por 97,5 millones de dólares (84,9 millones de euros), un 2,9% menos.

 

Por líneas de negocio, la más importante continúa siendo la de máquinas de cardio, con 579,4 millones de dólares, lo que supuso una caída del 4,8%. La venta de aparatos de fuerza subió un 11% interanual, hasta 379,4 millones de dólares, mientras que la línea dirigida al consumidor final se situó en 79,5 millones de dólares, un descenso del 4,4%.

 

La compañía atribuye el freno de su actividad a las “ventas más bajas a centros deportivos y de salud”, y las perspectivas para este año tampoco son mejores. “Para 2019, esperamos que las ventas netas de fitness disminuyan a medio dígito”, avanza, en referencia a que el retroceso podría estar en torno al 5%. También se sacrificará una mayor rentabilidad para realizar inversiones en nuevos productos y sus plataformas tecnológicas.