21 May 2022 | 17:03

Líder en información económica del deporte

Fitness

La licitación de centros deportivos sigue al alza y crece un 27% en el arranque de año

La obra pública deportiva alcanzó 35,9 millones de euros en enero en España, la mejor cifra desde 2010. Este importe superó el valor de las licitaciones del primer mes del año en 2016 y 2015, que en conjunto fue de 31,3 millones.

La licitación de centros deportivos sigue al alza y crece un 27% en el arranque de año

Patricia López

14 mar 2018 - 04:58

La obra pública de remodelación de instalaciones deportivas aumentó un 62,2% respecto a enero de 2017

 

 

La obra pública en equipamientos deportivos sigue aumentando a un ritmo de doble dígito. En enero de 2018 se licitaron contratos de construcción y remodelación de centros deportivos por valor de 35,9 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 26,9% respecto al mismo mes del año 2017.

 

El aumento se registró tanto en obra nueva como en rehabilitación y mantenimiento de los complejos deportivos que se construyeron hace años. De hecho, el importe de las licitaciones de remodelación fue de 18,9 millones de euros, un 62,2% más que en enero de 2017, mientras que el gasto en obra nueva fue de 17 millones de euros, un 2,1% más.

 

Numerosos directivos del sector apuntan a este diario que el amplio parque de instalaciones que se ha construido en España desde los años noventa ha provocado que la oportunidad ahora esté en las obras de mejora de esos espacios, y no en la construcción de nuevos complejos.

 

 

 

 

Otros de los motivos que explica el aumento del importe licitado son la recuperación económica y el haber superado el ecuador de la legislatura, un momento en que los gobiernos han asentado sus proyectos políticos.

 

En el arranque de año se registró el valor más alto desde 2010, y se superó la suma de la obra pública registrada en el primer mes del año 2016 y 2015, según los datos de Seopan, la patronal española de la construcción, a los que ha accedido Palco23. Aunque la licitación ha vuelto a coger ritmo en comparación con los últimos siete años, la construcción y remodelación de gimnasios municipales se mantiene en niveles muy alejados de los valores precrisis.

 

Sin ir más lejos, la licitación pública deportiva en enero de 2006 fue de 1.317 millones de euros, un importe que en el mismo mes de 2007 y 2008 descendió hasta 772,3 millones y 721 millones de euros, respectivamente. Ya en 2009 el registro fue de 143,4 millones, mientras que en 2010 cayó hasta 44,1 millones.

 

 

 

 

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero trató de atajar esa tendencia a la baja con la puesta en marcha en 2008 del Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (conocido como Plan E). Con este proyecto el Ejecutivo trató de estimular la economía española, dependiente del ladrillo, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. Cuando el plan caducó y se aprobó la Ley de estabilidad presupuestaria en 2012, se recortó el gasto público y se redujo el número de licitaciones en este sector.

 

En ese contexto de falta de crédito, las gestoras de instalaciones municipales optaron por diversificarse y abrir clubes propios para no depender de las licitaciones. Entre ellas destacan Supera, BeOne, Duet y Deporocio, que optaron por aventurarse a abrir gimnasios sin ir de la mano de la Administración.

 

En 2017, los gimnasios en régimen de concesión administrativa generaron un volumen de negocio de 470 millones de euros en 2017, lo que supuso un crecimiento del 5,6% interanual, según el Observatorio Sectorial de Informa D&B.