03 Jul 2022 | 20:35

Líder en información económica del deporte

Fitness

El equipamiento de fitness se frena, pero se mantiene por encima de 2019

Tras el boom del home fitness de 2021, la demanda de artículos y material para la práctica deportiva se ha mantenido por encima de niveles prepandemia de enero a abril, pero por debajo de los niveles registrados el año pasado.

El equipamiento de fitness se frena, pero se mantiene por encima de 2019
España recuperó las compras en el mercado taiwanés y prácticamente duplicó las adquisiciones en el mercado de Estados Unidos frente al mismo periodo del año pasado y antes del Covid-19.

Miquel López-Egea

17 jun 2022 - 05:00

Las importaciones de equipamiento para la práctica del fitness se deshinchan. Tras el boom de 2021, las importaciones de España de artículos y material para la práctica deportiva se han mantenido por encima de niveles pre-pandemia hasta abril, pero con un valor muy por debajo de los niveles registrados el año pasado.

 

En 2021 el home fitness se conviritó en la gran tendencia tras el confinamiento, con el teletrabajo y los cierres de gimnasios, disparando la demanda de artículos y material para entrenar en casa, registrando un boom  de demanda de artículos de este tipo en un momento en el que los gimnasios congelaron sus planes de expansión.

 

Pero en 2022 este panorama ha cambiado. Las cadenas confían en recuperar el negocio, los socios y los accesos de antes de la pandemia en 2023, por lo que están reactivando su expansión, coincidiendo con un retorno paulatino de los clientes a los gimnasios, que se está demorando. Un segmento importante de los consumidores se ha acostumbrado a entrenar fuera del gimnasio y ha encontrado alternativas, por lo que el número de socios a los gimnasios aún se situó en mayo un 35% por debajo de los niveles pre-Covid. Sin embargo, según datos de FitnessKPI, está cifra está remontando paulatinamente.

 

 

Los resultados más significativos de esta tendencia se han visto en los cuatro primeros meses del año. De enero a abril de 2022, las importaciones españolas de artículos y material para cultura física, gimnasia y atletismo han vuelto magnitudes más habituales, con un valor de 127,1 millones de euros, un 36% menos que en el mismo periodo de 2021, pero un 21,2% más que en 2019, según datos de Icex España Exportación e Inversiones. En el mismo periodo de 2021, las importaciones de estos productos pulverizaron todos los registros, alcanzando un valor récord de 198,8 millones de euros. En 2020 esta cifra en los cuatro primeros meses del año fue de 90,4 millones de euros, a causa del confinamiento. Un año antes, fue de 104,9 millones de euros. 

 

En este contexto, hay que tener en cuenta que las importaciones de este producto llevan al alza en los últimos diez años, con un crecimiento del 53,3% entre 2012 y 2019, curso en el que se alcanzaron unas ventas totales de 349,1 millones de euros a lo largo de todo el año. En 2020, esta cifra fue un 4,4% superior y en 2021, registró un crecimiento interanual del 66,9%, hasta 608,2 millones, marcando todos los récords y multiplicado prácticamente por cuatro las cifras de hace diez años.

 

 

 

 

Por países, China continúa siendo el gran mercado en el que España realiza las compras de material para entrenar. Entre enero y abril de 2022, España compró a China productos del sector por valor de 93,2 millones de euros, un 29% más que en 2021 pero el doble que antes del Covid-19. En segunda posición, pero ya con cifras menores, se situó Italia: España realizó compras al país en el periodo por valor de 7,8 millones de euros, un 47,5% menos que en 2021 y un 33,7% menos que en 2019. El tercer país que completó el podio fue Alemania, con ventas a España por valor de 6,2 millones de euros, un 48,6% menos que en 2021 y un 38,1% menos que en 2019.

 

Por otro lado, España recuperó las compras en el mercado taiwanés y prácticamente duplicó las adquisiciones en el mercado de Estados Unidos frente al mismo periodo del año pasado y antes del Covid-19. Países como Eslovaquia y Hungría han emergido además como proveedores al alza de este tipo de productos a España.

 

La vuelta a la normalidad también se sustenta por los resultados de algunas empresas. Muestra de ello son los resultados de la italiana Technogym en el primer trimestre de 2022. El fabricante italiano de equipamiento para fitness cerró el primer trimestre de 2022 con un incremento del 17,8% de su cifra de negocio, alcanzando una facturación de 151,6 millones de euros. En el segmento business to business (B2B), las ventas crecieron un 38,8%, hasta 108,4 millones de euros, mientras que en business to consumer (B2C) se contrajo un 13,9%, hasta 44,2 millones de euros.

 

 

 

 

Por otro lado, para Thomas Wellness, las ventas de home fitness representarán un 30% en 2021. Sin embargo, este año, con la vuelta a la normalidad, después de cerrar con ingresos de nueve millones de euros, prevé aumentar esta cifra un 11% y recuperar sus planes de expansión internacional y con el foco en Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.

 

A escala internacional también hay algunos datos a tener en cuenta, la estadounidense Peloton perdió 757,1 millones de dólares en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal 2022, cerrado en marzo de este año, frente a las 8,6 millones de pérdidas del mismo periodo de 2022, y Nautilus, que se había apoyado en el home fitness tras el golpe del coronavirus, firmó unas pérdidas de 18,2 millones de euros en el último trimestre fiscal de 2022, cerrado el 31 de marzo, frente al beneficio de 30,4 millones de dólares del mismo periodo del año pasado.

 

Por otro lado, la cotizada estadounidense Planet Fitness incrementó sus ingresos eun 66,8% en el primer trimestre de 2022, hasta 186,7 millones de dólares, triplicando su beneficio, con unos números negros de 18,4 millones de dólares en el periodo. 

En Europa, en el primer trimestre, la cotizada neerlandesa Basic-Fit cerró el primer trimestre de 2022 con una facturación de 162 millones de euros, frente a los 10,7 millones facturados en el mismo período de 2021 y de los 137,5 millones de cifra de negocio del mismo periodo de 2020.