Líder en información económica del deporte

Fitness

La Federación de Montañismo y Escalada crece un 18% en su año histórico

La entidad disparó su gasto un 54,8% en 2021, hasta 2,9 millones, mientras que los ingresos totales fueron de 2,6 millones. En 2021, con el boom de los deportes outdoor, se colocó como tercera federación con más licencias.

La Federación de Montañismo y Escalada crece un 18% en su año histórico
Coincidiendo con el año olímpico, el aumento del gasto se explica por el haberse disparado las partidas de personal, becas, premios, ayudas y gastos de viaje

M. L-E.

11 jul 2022 - 05:00

La Federación Española de Montañismo y Escalada (Fedme) cierra 2021 en pérdidas pero dispara ingresos. La federación de montañismo registró una cifra de negocio en 2021 de 1,5 millones de euros, importe que supone un ligero crecimiento del 1,4% frente a 2020. La entidad cerró el curso con unas pérdidas de 288.116 euros, frente a los beneficios de 331.930 euros del año anterior.

 

Durante el pasado ejercicio, la entidad tuvo unos ingresos totales de 2,6 millones de euros, un 17,7% más que en el año del Covid-19. Este crecimiento se produjo por un aumento de las subvenciones recibidas del 51%, hasta 1,1 millones de euros. Sin embargo, el gasto se disparó un 54,8%, hasta 2,9 millones de euros.

 

“Teníamos una autorización de la asamblea general y del Consejo Superior de Deportes para cerrar el ejercicio 2021 con un  déficit de 320.728 euros, ya que en el año del Covid-19 tuvimos unos beneficios de 331.929 euros  debido a la inactividad y falta de movilidad del confinamiento y que quisimos devolver a los federados; hemos tenido un resultado mejor de lo previsto en 32.000 euros menos sobre el déficit presupuestado, aun habiendo absorbido con recursos propios 136.000 euros de una serie de actividades que se cayeron de las subvenciones como las expediciones al Nepal de los equipos de alpinismo y las ayudas a los centros de tecnificación autonómicos, entre otras ”, comenta José Luis Meléndez, gerente de la federación. “La mejora sobre el presupuesto aprobado, de no haber acometido estas acciones extraordinarias, hubiese sido de 152.000 euros positivos”, añade.  

 

Este resultado se produjo tras disparar su número de federados en 2021 un 9,9%, hasta 273.549 federados, a causa del aumento de la demanda por los deportes al aire libre. Con este incremento, la federación se colocó en tercera posición en el ránking de entidades con más licencias, por detrás de la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y la Real Federación Española de Golf (Rfeg) y por delante de la Federación Española de Baloncesto (FEB). Actualmente la Fedme copa un 7,5% del total de licencias en España.

 

 

 

 

Sin embargo, el número de federados no se tradujo en las cifras de negocio que mueven las otras entidades. Además, el incremento de licencias se produjo también en un año de éxito deportivo para la entidad, ya que el escalador Alberto Ginés ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

Además de las subvenciones, el principal ingreso de la entidad en 2021 fue por licencias federativas, que representó 1,3 millones de euros. Sin embargo, los ingresos derivados de contratos de publicidad y derechos de imagen fueron de sólo 55.890 euros. La subvención del Consejo Superior de Deportes (CSD) creció un 37,1%, hasta 963.011 euros, mientras que obtuvo 107.400 euros del Comité Olímpico Español, frente a los 4.000 euros de 2020.

 

Por otro lado, coincidiendo con el año olímpico, el aumento del gasto se explica por el haberse disparado las partidas de personal, becas, premios, ayudas y gastos de viaje. Concretamente, el gasto de personal creció un 15,1%, hasta 854.138 euros, mientras que los servicios exteriores y los servicios de profesionales independientes se más que duplicaron, hasta 585.738 euros y 230.992 euros, respectivamente. Por su parte, a causa de los resultados deportivos, las becas, premios, ayudas y viajes se duplicaron, rozando el millón de euros. 

 

 

 

 

Según se desprende de las cuentas anuales de la entidad, la situación del Covid-19 “nos arroja un saldo negativo extra en el ámbito de la competición, sobre todo en cuanto a la necesidad insalvable de acometer pruebas de diagnóstico obligatorias para competir y desplazarnos a los lugares necesarios”. Además, según la entidad, el gasto se disparó por la implantación de medidas de seguridad adicionales en cuanto a la ocupación individual de plazas hoteleras, algo “ineludible”.

 

La entidad también asegura que la crisis “ha dificultado muy por encima de las previsiones originales la consecución de contratos de patrocinio”. De cara a 2022, en la que la entidad estimaba un presupuesto de 2,4 millones de euros, la Fedme estima que “todavía deberemos ser prudentes a la hora de pensar que el problema coyuntural quede totalmente resuelto”.