19 Ene 2022 | 08:38

Líder en información económica del deporte

Fitness

Ifitness se pone ‘a tono’: capta 400.000 euros para reducir deuda

La cadena madrileña de gimnasios, que opera 14 clubes en España, ha aumentado su capital para mejorar su liquidez y recortar su pasivo.

Patricia López

12 dic 2017 - 04:57

Si cumple las previsiones fijadas a principios de año, Ifitness espera factura 10 millones de euros en 2017

 

 

Ifitness adelgaza su pasivo. La cadena madrileña de gimnasios ha ampliado su capital en 400.000 euros con el fin de ganar liquidez y recortar su deuda, según ha podido saber Palco23. La idea de la compañía es seguir creciendo en el sector del fitness, tras un año en que la compañía no ha realizado ninguna apertura.

 

“La ampliación de capital se realizó para dotar de recursos a la sociedad y tener mayor liquidez de cara al verano, ya que finalizaba una póliza de crédito y decidimos no renovarla para eliminar deuda”, detalla a este diario José Luis Torrecilla, director general. Según indica el directivo, “nuestro objetivo es mantener la deuda actual de la compañía, que es muy reducida, lo que nos hace estar muy saneados y crecer con capital sin ampliar deuda”.

 

Bajo esta estrategia, basada en ganar tamaño aumentando el capital social y sin depender de los créditos bancarios, la cadena prevé retomar la senda de las aperturas a partir de 2018. Sus perspectivas pasan por abrir dos nuevos centros el próximo año, cuya ubicación Torrecilla prefiere no desvelar a la espera de que se cierren las negociaciones. “Tenemos varias opciones en distintos puntos que reúnen las condiciones para implantar nuestro modelo, pero están pendientes de decisión”, asegura.

 

 

 

 

Fundada en 2011, la cadena no ha centrado su operativa en una única región. “No hemos apostado por consolidar una zona para crecer porque nuestro modelo de gestión no penaliza que tengamos centros lejos unos de otros”, comenta. Lo que Torrecilla sí tiene claro es que busca oportunidades allí donde haya espacio para abrir centros de como mínimo 1.500 metros cuadrados, en municipios de, como mínimo, 70.000 habitantes.

 

Estas condiciones llevaron a Ifitness abrir un gimnasio en los bajos del Palacio de Vistalegre, en el barrio madrileño de Carabanchel, el año pasado, que fue el decimocuarto que abrió en España. La compañía opera con dos marcas: Ifitness e Ifitness Plus, cuya tarifa es ligeramente superior al apostar por maquinaria Technogym de gama más alta. En sus centros más económicos apuesta por Precor, su otro proveedor de equipamiento. A diferencia de otros operadores, la empresa prefiere sellar acuerdos con los fabricantes máquinas de fitness porque “te asegura una serie de ventajas en el mantenimiento y las condiciones de financiación”, aclara.

 

Si se cumplen sus previsiones, la cadena cerrará 2017 con una facturación de 10 millones de euros, lo que supone un aumento de la cifra de negocio del 13,6% respecto al año anterior. Bajo la marca Ifitness Plus opera en Cádiz, Bilbao, Benidorm y Valencia, y Mallorca, mientras que con Ifitness lo hace en Madrid, con dos instalaciones, Las Palmas, con otras dos, Tenerife, Málaga, León y Vigo.