18 May 2022 | 17:14

Líder en información económica del deporte

Fitness

Fitup se ‘cuela’ en el ‘fitness’ de Miami junto al líder de Mecano

La compañía invertirá dos millones junto a Nacho Cano en un gimnasio en Estados Unidos. Además, ha integrado tres centros franquiciados de la cadena Lo+fit, en los que ha invertido 1,6 millones para crecer en Madrid.

Patricia López

03 sep 2019 - 05:00

Fitup ha encontrado en el músico Nacho Cano un socio local para abrir su primer club en Estados Unidos

 

 

Fitup se cuela en la fiesta de Nacho Cano. Tras meses de negociaciones, la compañía se convertirá en la primera cadena española de gimnasios en abrir un centro deportivo en la cuna del fitness: Estados Unidos. Según ha podido saber Palco23, la empresa se ha aliado con uno de uno de los compositores españoles más internacionales, Nacho Cano, para inaugurar un club en Miami. La empresa invertirá cerca de dos millones de euros para construir la instalación, que operará a 200 metros del reconocido estudio de yoga que el músico y nuevo socio local opera en la ciudad.

 

En concreto, el gimnasio se encontrará en Brickell, que es el distrito financiero de Miami. El contrato está a punto y se firmará durante este mes, con el objetivo de que el club abra sus puertas en febrero o marzo de 2020. La instalación operará con la marca Fitup y con el mismo modelo, pero se ajustarán los precios y la inversión requerida a las exigencias del mercado estadounidense. “Estamos encantados porque él conoce ese mercado y el concepto de Fitup; que él gestione un club de yoga tan reconocido es una garantía para nuestra entrada en EEUU”, asegura a este diario Carlos Castañeda, fundador y director general de la cadena española.

 

Este proyecto se convierte en el mayor hito de la compañía, que hasta ahora había limitado su actividad al centro de España, con clubes en Madrid, Albacete y Ávila. Precisamente, en la capital española es donde se había propuesto crecer este año, y lo ha conseguido tras alcanzar un acuerdo con Lo+Fit, cadena que opera tres instalaciones en Escorial, Galapagar y Villanueva de la Cañada (Madrid), para integrar sus centros a la red de Fitup.

 

 

 

 

La compañía ha realizado una inversión de 1,6 millones de euros para la compra de equipamiento, redimensionar los centros y adaptar las zonas de entreno, con el fin de dotar a los clubes de más espacio. Mientas que los centros de Galapagar y Villanueva de la Cañada operarán con la marca Fitup porque tienen mayores dimensiones, con 2.000 metros y 1.800 metros cuadrados, respectivamente, el club del Escorial lo hará bajo el nombre de Fitup Shot, que en menos de dos años ya ha conformado una red de cinco instalaciones en Madrid.

 

Esta enseña nació a principios de 2018 para crecer con centros más pequeños que los de la marca original, que superan los 1.200 metros cuadrados. La falta de locales de grandes dimensiones animó a Castañeda a diversificar para volver a crecer en implantación, años después de haber vendido algunos de sus centros a Basic-Fit para rentabilizar las inversiones realizadas en el pasado.

 

Esta época de desinversión ha quedado atrás, y ahora la compañía busca crecer. Para agilizar ese proceso,  el directivo optó por vender la licencia de la marca, lo que le ha llevado a incorporar sus tres primeras franquicias. Entre las dos firmas, la cadena opera doce instalaciones, nueve de ellas propias.

 

 

 

 

“Hemos optado por crecer en el noroeste de Madrid porque es la zona más próspera económicamente de la Comunidad”, comenta Castañeda, sobre un área en la que opera cinco centros. El directivo no descarta seguir crecimiento con la marca original, aunque el peso de la expansión lo llevará Fitup Shot, ya que su modelo permite ampliar su presencia realizando inversiones más ajustadas y en superficies más pequeñas.

 

A cierre de 2018, la cadena facturó 6,6 millones de euros en 2018, una cifra que este año prevé aumentar una vez las aperturas realizadas durante los últimos doce meses asuman un mayor grado de madurez.