01 Dic 2021 | 11:10

Líder en información económica del deporte

Fitness

Fitness19 renuncia al modelo de franquicia tras perder doce socios en 2017

La cadena de gimnasios, que el año pasado facturó tres millones e euros, ha decidido aumentar los precios, cerrar la puerta al sistema a de franquicia y operar con clubes licenciados.

P. López

21 feb 2018 - 04:58

Fitness19 opera ocho instalaciones, tres de ellas propias y el resto a través de la venta de la licencia de su marca

 

 

Cambio de estrategia, salida de franquiciados y subida de precios. Estos han sido los elementos que han definido el año de Fitness19, una de las primeras franquicias de gimnasios low cost que surgió en España, y que el año pasado perdió a doce de sus socios para operar de manera independiente. Ahora, la compañía ha redefinido su modelo de negocio para gestionar clubes propios y licenciados, aumentar los precios y mejorar el servicio para no perder competitividad respecto a rivales como Altafit o Viva Gym.

 

Es la hoja de ruta que ha dibujado José Luis Gaytan, director general de Fitness19. El responsable asegura a Palco23 que “los franquiciados obtienen el 85% del know how en el primer año. Luego ya saben operar de forma independiente y, por así decirlo, no te necesitan”. De ahí que haya decidido dar un giro a su modelo tras la salida de algunos socios, que se han unido para crear Fitnext.

 

“En el core business de la empresa ya no está franquiciar, sino operar con centros licenciados”. ¿El motivo? La compañía pretende “seguir trabajando para aumentar la autonomía de los centros, lo cual implica una reducción de los costes de servicios centrales”, justifica. Forma parte de una estrategia para “disminuir los costes operativos”, garantiza, aunque subraya que esta caída de los gastos no debe repercutir en la calidad del servicio.

 

 

 

 

“En estos momentos los consumidores están demandan más servicios, y no les importa pagar un poco más por ello, por eso hemos ido subiendo poco a poco las tarifas hasta ubicarnos en el rango de entre 26 euros y 28 euros”, describe. Se trata de un aumento considerable, ya que la compañía debutó en el sector hace ocho años apostando por tarifas de 19,9 euros.

 

De cara a este año, las perspectivas de la cadena no pasan por crecer orgánicamente. “Tenemos claro que la compañía sigue viva y con visión de continuar creciendo y mejorando los centros, aunque no a corto plazo”, admite. Fitness19 cerró el año con una facturación de tres millones de euros y ocho clubes, de los cuales uno está gestionado a través de la marca F19 Basic.

 

Tres son propios y cinco funcionan a través de una licencia de uso de la marca, por lo que la central no se hace cargo de sus costes ni inversiones. La principal área de influencia de la empresa continúa siendo la Comunidad de Madrid, donde tiene cuatro clubes, además de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña y la Comunidad Valenciana. Como resultado, cerró el año con una facturación de tres millones de euros.