06 Jul 2022 | 15:38

Líder en información económica del deporte

Fitness

Fit Room Solutions busca doblar facturación en 2021 potenciada por el ‘home fitness’

La empresa, fundada por Carlos Reyes y Alexis Castillo, ex directivo de Life Fitness, realizó entre 200 y 300 entregas el año pasado, que cerró en números negros.

M. L-E.

24 may 2021 - 04:51

Fit Room Solutions busca doblar facturación en 2021 potenciada por el ‘home fitness’

 

Fit Room Solutions desembarca con el auge del home fitness. La empresa dedicada a la venta de equipos para entrenar en casa, fundada por los empresarios Carlos Reyes y Alexis Castillo, busca alcanzar una facturación de 300.000 euros en 2021, el doble que en el año de la pandemia.

 

“La idea es crecer y ver hasta dónde podemos llegar, no nos queremos poner un techo”, afirma Castillo, quien fue ex director de logística y recambios de Life Fitness España durante quince años. Actualment,e la empresa está controlada por los dos socios, que se han repartido el capital al 50%, y este año prevé contratar a dos trabajadores más. Además, la empresa con acuerdos con ocho entrenadores personales en toda España para dar servicio a los clientes que optan por entrenar en casa.

 

En 2020, Fit Room Solutions realizó entre 200 y 300 entregas y montó entre ocho y diez gimnasios particulares completos, es decir, de cuatro o cinco máquinas y con inversiones que han llegado a rondar los 24.000 euros. En 2020 la empresa cerró en beneficios. “Lo estamos reinvirtiendo en formación y stock; el objetivo es duplicarlos también en 2021”, sentencia el directivo.

 

La empresa empezó a operar hace tres años, cuando Reyes era el único encargado del negocio, que, por entonces, era distribuidora de Life Fitness, enfocada al cliente final con un poder adquisitivo medio-alto. El año pasado, Castillo entró en el negocio tras su salida de dicha empresa.

 

 

 

 

Actualmente, Fit Room Solutions, con sede en Barcelona, continúa siendo distribuidora de Life Fitness y tiene también un acuerdo con la empresa de suelos de Geometrik. Hasta el año pasado, los dos empresarios eran autónomos, pero con el auge del home fitness decidieron constituir la empresa. “Durante el confinamiento tuvimos bastante éxito, por lo que decidimos constituir la sociedad y darle forma al proyecto”, explica. De hecho, confirma que “estamos percibiendo una demanda diferente porque se hace mucho fitness en casa”.

 

“Estamos enfocados a clientes con un perfil económico medio-alto que quieren tener un espacio pequeño en casa”, comenta. La empresa hace entregas a toda España y apuesta por un trato personalizado con el cliente, por lo que, según el directivo, “hacemos las ventas a la antigua, cara a cara, con una formación”. “Hacemos pedidos de stock regular, poco a poco estamos potenciando la web, tenemos vehículos propios para repartir por España y contrataremos y formaremos a nuevos empleados”, agrega.

 

La empresa sirve productos a partir de 2.000 euros, aunque un gimnasio con multiestación bicicleta y cinta tiene un coste de 6.000 euros. El perfil de cliente es de un hombre o una mujer de entre 30 y 45 años que vive en zonas residenciales. La empresa trabaja online y realiza rutas semanales para distribuir personalmente el producto: durante una semana, los trabajadores viajan por el norte de España, mientras que la siguiente lo hacen siempre por el sur, con una parada en Madrid, donde realizan más ventas.

 

 

 

 

Asimismo, la empresa también cuenta con deportistas profesionales entre sus clientes, por lo que han construido gimnasios también fuera de España, como en Portugal, Italia, Marruecos, Guinea Ecuatorial o Mónaco, y un 5% de sus ventas ya copan el mercado internacional. “Les ofrecemos un trato personal y directo, creciendo con el boca-oreja y enfocados a todos aquellos que no están dispuestos a hacer un prepago en una web de 4.000 euros o 5.000 euros”. “En el extranjero siempre es para personas con proyectos muy preparados, un gimnasio completo profesional de 30.000 euros”, señala.

 

De cara al futuro, la empresa quiere renovar su web y aumentar la velocidad en las entregas. Asimismo, quiere mantenerse en la gama alta. Por otro lado, de momento, no estudia la entrada de nuevos inversores aunque podría invertir en un almacén propio en un futuro.

 

“La pandemia ha sido una oportunidad para nosotros porque nos ha abierto el grifo, se ha creado una necesidad y llegamos a más clientas; sin la pandemia no hubiéramos tenido este crecimiento, aunque hubiéramos seguido teniendo grandes clientes pero no tan de particulares”, asegura el directivo.