19 Ene 2022 | 08:58

Líder en información económica del deporte

Fitness

EPersonal acelera en el segmento ‘boutique’ y gana presencia en Alicante con su tercer club

La cadena de centros de entrenamiento personal ha franquiciado su marca para crecer en la zona de Levante de la mano de socios locales.

Patricia López

25 may 2017 - 04:56

 

Los estudios de entrenamiento personal se han convertido en una de las principales tendencias del fitness en España, y EPersonal quiere aprovechar este filón para hacer negocio en este sector.  La compañía, que ya opera dos instalaciones en la provincia de Alicante, abrirá en junio una tercera en el municipio costero de Altea. Lo hará de la mano de un socio licenciado en Educación Física y de la Actividad Fisica, que además de invertir en el proyecto dirigirá el centro.

 

Fundada en 2012 por Gaspar Sellés, la cadena ha modificado su modelo de negocio para adaptarlo a la realidad del sector y ofrecer un servicio integral. Recientemente ha incorporado un área clínica donde se ofrecen servicios médicos, de nutrición y fisioterapia, además de un espacio fitness de entrenamiento funcional donde los clientes pueden ejercitarse sin pedir cita previa.

 

 

“Como parte de la actualización del modelo de negocio, hemos creado el programa entrena, para abonados que quieren mejorar su forma física, y el programa clinic, dirigido a quienes sufren alguna lesión o patología”, comenta el directivo, que bajo este concepto de club boutique aspira a llegar a un público más amplio. “Todos los clientes entrenan bajo la supervisión de un técnico que le guía en cada fase de la sesión”, añade al defender que el valor añadido de la cadena radica en la personalización y en el trato entre el instructor y el socio.

 

Bajo este concepto, la compañía quiere consolidarse en la Comunidad Valenciana, para duespués ganar capilaridad en el centro del país. “Este año asentaremos las tres instalaciones, incluida la próxima apertura, pero de cara al próximo año prevemos abrir cuatro centros, en 2019 cinco más. El objetivo es contar con una red de veinte clubes de cara a 2021”, detalla sobre la estrategia de expansión.

 

 

Los franquiciados, a los que se les garantiza una zona de exclusividad para desarrollar su negocio, deben abonar un canon de entrada de 15.000 euros, un pago mensual de 500 euros en concepto de royalty y realizar una inversión media de en torno a 100.000 euros para abrir el centro. El sistema de franquicia se basa en locales de entre 300  metros y 500 metros cuadrados, que deben seguir un patrón fijado por la central.

 

De este modo, el fundador espera consolidar la cadena en el segmento boutique “ofreciendo entrenamiento personal, un servicio que ha dejado de ser premium y queremos hacerlo accesible a la gente”. De ahí que la cadena apueste por tarifas mensuales a partir de 50 euros por tres sesiones semanales con acompañamiento de un técnico.