29 Jun 2022 | 18:44

Líder en información económica del deporte

Fitness

Enjoy Wellness invertirá 8,5 millones para abrir su primer centro propio

La cadena madrileña de gimnasios, hasta ahora centrada en el modelo concesional, abrirá un club en Fuenlabrada en 2018.

Patricia López

13 jun 2017 - 04:55

 

Enjoy Wellness se ha propuesto crecer en el sector del fitness sin depender de las concesiones administrativas por las que apostó desde su nacimiento en 2011. La compañía abrirá en Fuenlabrada su tercer centro en la Comunidad de Madrid, en el que invertirá 8,5 millones de euros, y será el primer club propio de la cadena. El proyecto será posible tras alcanzar un acuerdo con el Colegio Altamira para la cesión temporal de una parcela en la que se construirá un centro deportivo de 8.300 metros cuadrados, que estará ubicado en la confluencia de las calles de Barcelona y de Gerona.

 

“Como mínimo, queremos operar en esa instalación hasta que recuperemos la inversión realizada”, explica David Sotelo, director de operaciones y accionista de la compañía, a Palco23. La empresa no ha concretado los detalles de la operación, pero ha aclarado que no se trata de una compra del terreno, sino de un acuerdo mediante el que “los estudiantes del centro podrán acceder al complejo bajo unas condiciones favorables”. La instalación, cuyas obras empezarán el próximo viernes, prevé abrir sus puertas en septiembre de 2018 y alcanzar los 10.000 abonados.

 

 

El centro, que tendrá dos plantas y un sótano, contará con una zona de fitness de más de 1.000 metros cuadrados, cuatro salas para actividades grupales, zona de aguas con spa y solárium, parking y tres pistas de pádel en la segunda planta. El modelo de gestión plantea un abono con tarifa plana que irá desde 29 euros a 39 euros al mes, y un pase familiar por menos de 60 euros al mes.

 

Aunque Fuenlabrada es un municipio en el que operan varias cadenas con presencia nacional, como Forus, Viva Gym, Holiday Gym, Paidesport Center e Ifitness, tan sólo será esta última con la que rivalizará en la zona, ya que se encuentra a un kilómetro de la nueva instalación de Enjoy Wellness.

 

La compañía, que nació al calor de las concesiones administrativas, ha apostado por diversificar su modelo de negocio para ganar presencia en España mediante clubes privados. Como ya adelantó David Sotelo a este diario, “nuestro plan de expansión es abrir entre tres y cuatro instalaciones en 2018”. Todo ello, gracias al músculo financiero que logró con la entrada de Espiga Capital en el accionariado en 2015.

 

De hecho, en paralelo a la inversión en Fuenlabrada, la cadena está realizando las obras para abrir en Sevilla, en la Estación de San Bernardo, donde ha invertido 10,5 millones de euros. “El proyecto de Fuenlabrada y Sevilla marcan un hito porque supone que por primera vez Enjoy Wellness diseña los centros, los construye y elige sus propias ubicaciones”, detalla el directivo sobre las ventajas derivadas de operar con clubes privados.

 

A día de hoy, Enjoy Wellness gestiona un total de seis instalaciones en régimen de concesión administrativa repartidas entre Madrid (2), Salamanca (2), Mérida (Badajoz) y Valencia. Óscar Martínez y David Sotelo, que son los fundadores, aún controlan el 12% del capital, mientras que el 88% pertenece al fondo de capital de riesgo Espiga Capital.