Fitness

Énergie Fitness acelera y prevé cerrar 2023 con quince clubes abiertos

La cadena británica de fitness que opera en España a través de una masterfranquicia prevé superar los 19.000 abonados en el mercado español en 2023, así como firmar otras doce ventas. La cadena busca 75 gimnasios en el país.

Énergie Fitness acelera y prevé cerrar 2023 con quince clubes abiertos
Los planes pasan por abrir más gimnasios en Cataluña y Madrid, así como desembarcar en la Comunidad Valenciana, País Vasco y Andalucía.

Miquel López-Egea

17 ene 2023 - 05:00

Énergie Fitness sigue con su expansión en España. La cadena británica de fitness, que opera en España a través de una masterfranquicia, ha cerrado 2022 con dos clubes abiertos y cuatro firmados, uno de ellos en preventa. La enseña estima que cerrará 2023 con un total de quince clubes operativos y doce ventas firmadas.

 

A sus centros de Tarragona y Sant Cugat (Barcelona) se le sumarán otros centros en Valdebebas y El Cañaveral (Madrid). Además, tiene previsto abrir un gimnasio en el barrio de El Poblenou de Barcelona. Las nuevas aperturas contarán con mil metros cuadrados y dos estudios: Zenergie y The Yard.

 

Según ha explicado la compañía a Palco23, los planes pasan por abrir más gimnasios en Cataluña y Madrid, así como desembarcar en la Comunidad Valenciana, País Vasco y Andalucía. Según sus previsiones, la compañía cerrará 2023 con 19.000 abonados frente a los 3.500 socios actuales.

 

 

La cadena tiene como objetivo alcanzar 75 gimnasios en diez años y prevé cerrar 2023 con un negocio de seis millones de euros y, en 2024, rebasar los diez millones de euros, después de haber superado el millón de euros en 2022.

 

Énergie Fitness empezó a operar en septiembre de 2021 con un centro en San Cugat (Barcelona) y en septiembre abrió su segundo gimnasio en el número 26 de la Avenida Ramón y Cajal de Tarragona, donde antes había un centro Snap Fitness. La inversión para el centro fue de medio millón de euros.

 

En España, la masterfranquicia está liderada por los empresarios George Houtenbos y Rod Hill. En abril de 2022, la cadena apostó por un nuevo formato de gimnasios urbanos de menores dimensiones y que requiere una menor inversión. Para abrir un local de mil metros cuadrados, la inversión asciende a 750.000 euros; y para abrir uno de 1.200 metros cuadrados, a 800.000 euros, mientras que la inversión se reduce en el formato pequeño.

 

 

La facturación prevista para un modelo grande, con 2.000 socios, y un precio medio de 36 euros, es de entre 850.000 euros y un millón de euros. De media, un centro cuenta con diez trabajadores.

 

Énergie Fitness, fundada en 2003, cuenta con más de noventa centros en Reino Unido e Irlanda, además de un centro en Baréin. Antes de la pandemia sumaba más de 100.000 abonados. Actualmente, la compañía está en proceso de expansión.

 

Desde su estructura que tiene en Barcelona, con Hill al frente, quien, a la vez, es presidente de Énergie Fitness en el mercado de España y Portugal, lidera dicha expansión, con vistas puestas a los mercados de Italia, Francia, Países Bajos y Sudáfrica, mercados en los que espera poder desembarcar en 2023. Asimismo, la compañía espera poder alcanzar un acuerdo en Alemania, así como Australia y algún otro mercado de la zona de Asía Pacífico.