Líder en información económica del deporte

Fitness

El mercado del fitness interactivo crecerá un 7% al año hasta 2024

El creciente interés de las personas por el cuidado de su estado físico y la adopción de un estilo de vida saludable se está traduciendo en un notable crecimiento del mercado relacionado con los productos asociados a la preparación física.

Javier Trullols

09 sep 2021 - 04:51

El mercado del fitness interactivo crecerá un 7% al año hasta 2024

 

 

El mercado del fitness interactivo está en auge. El sector recerá a una tasa anual cercana al 7%, para un aumento total de 4.810 millones de dólares hasta 2024, de acuerdo con el informe de la consultora Technavio. Un 64% de ese crecimiento se producirá en Estados Unidos.

 

La pandemia del coronavirus ha renovado el interés por la preparación física y un estilo de vida saludable, lo que se ha traducido en una renovación del sector a través de la innovación en productos una cada vez mayor oferta de servicios premium, que ofrecen “inmensas oportunidades de crecimiento”, según el estudio.

 

En cambio, la creciente popularidad de otras actividades de entrenamiento y la falta de conciencia y penetración en los países en desarrollo son algunos de los factores que limitan el crecimiento del mercado a largo plazo, detalla la consultora.

 

Actualmente, el mercado está fragmentado y ese proceso se acelerará hasta 2024. Axtion Technology, Echelon Fitness, Egym, Motion Fitness, Nautilus, Nexersys, Paradigm Health and Wellness, Peloton Interactive, Technogym y Tonal Systems son algunos de los principales operadores del mismo.

 

 

 

 

Peloton es una de las grandes protagonistas del mercado. La empresa nisparó sus ingresos, rompiendo el umbral de los 4.000 millones de dólares en el ejercicio 2021 (finalizado a 30 de junio). La compañía estadounidense especializada en la fabricación y venta de bicicletas estáticas asociadas registró una facturación de 4.021 millones, por lo que más que duplicó el negocio de 1.825 millones de dólares del año pasado.

 

No obstante, Peloton no logró dejar atrás las pérdidas. De hecho, los números rojos del grupo se más que duplicaron, al pasar de 71,6 millones de dólares en 2020 a 189 millones de dólares en el ejercicio 2021.

 

Por otro lado está la italiana Technogym que el pasado febrero decidió redoblar su apuesta por el home fitness con el lanzamiento de MyRun, una cinta de correr con una pantalla táctil con la que los usuarios pueden hacer sus sesiones de running con vídeos integrados. La compañía pretende llegar a los mil millones de euros de ingresos a medio plazo, de los cuales un tercio, esperan que proceda del equipamiento destinado al fitness practicado en el hogar.

 

Fundada en 1983 por Nerio Alessandri, el fabricante italiano de máquinas para el gimnasio ha diversificado con el paso del tiempo su línea de negocio para vender tanto a gimnasios como a hoteles, centros de salud, universidades y hogares particulares. En 2016 decidió salir a bolsa tras rebasar los 500 millones de euros de facturación y, en febrero de 2020, vendió el 4,9% de la compañía por 112,8 millones de euros, controlando Alessandri el 39,8% del capital de la empresa.

 

 

 

 

En el caso de Echelon Fitness, fabricante de bicicletas estáticas y otros equipos de entrenamiento, multiplicó por cinco sus ingresos en 2020 debido al boom del home fitness, superando los 100 millones de dólares. Para este curso, la empresa prevé superar los 200 millones de dólares a través de su aplicación que ofrece clases en vivo y bajo demanda a más de 100.000 miembros.

 

Por su parte, Nautilus ha recuperado su tono muscular por el Covid-19. En 2020, la empresa disparó su facturación un 78,7%, alcanzando un negocio de 552,6 millones de dólares, gracias a la expansión del home fitness. La empresa abandonó los números rojos y registró un beneficio de 59,8 millones de dólares, frente a las pérdidas de 92,8 millones del año anterior.  

 

Diferente fue el caso de eGym, que el pasado febrero levantó 28 millones de euros tras un año difícil, superando los cien millones captados desde su fundación en 2010. La start up alemana especializada en equipamiento para centros de fitness facturó 82 millones en 2020, una cifra de negocio similar a la de 2019, pero lejos de los cien millones de facturación previstos antes de la llegada del Covid-19.