03 Oct 2022 | 03:52

Líder en información económica del deporte

Fitness

El ‘Hiit’ y las clases grupales desbancan a los ‘wearables’ en las tendencias del ‘fitness’ de 2018

Mientras que los artículos inteligentes caen en el ránking, la tendencia vinculada a la medición de resultados y las apps de entrenamiento desaparecen de la lista.

Patricia López

26 oct 2017 - 13:33

El ‘hiit’ y las clases grupales desbancan a los ‘wearables’ en las tendencias del ‘fitness’ de 2018

 

 

Sorpresa en las tendencias de la industria del fitness para 2018. El entrenamiento de alta intensidad y las clases en grupo han acabado con la hegemonía de la tecnología, que en los últimos años ha monopolizado la primera posición del ránking de tendencias del sector. Por primera vez en los dos últimos años, los wearables abandonan la primera posición y, sin renunciar al podio, ocupan la tercera plaza.

 

Así se desprende del informe anual que ofrece cada año el American College of Sports Medicine (ACSM) en base a una encuesta realizada a 3.133 profesionales de la industria de más de cuarenta países. Entre los participantes se encuentran desde directivos del sector hasta entrenadores personales, pasando por instructores de actividades dirigidas, licenciados y académicos del campo de la educación física y la salud.

 

Los profesionales intuyen que el high intensity interval (Hiit, por sus siglas en inglés) será la principal tendencia en 2018, seguido del entrenamiento en grupo, una práctica muy arraigada al mercado español y que se ha expandido por el resto de mercados. ¿El motivo? La proliferación de los centros boutique que apuestan por este concepto y que, en parte, han forzado al resto de cadenas a adaptar su oferta. También se debe al aumento de estudios de entrenamiento personal dirigido a grupos reducidos, que ha provocado una ligera escalada de esta categoría desde la decimocuarta posición que ocupó el año pasado a la decimotercera plaza.

 

 

 

 

Entre las líneas deportivas que más crecerán el año que viene son el entrenamiento funcional, también llamado cross training, y los programas de entrenamiento para la tercera edad, un segmento que año a año representa un valor volumen de abonados al gimnasio.

 

Las principales novedades del ránking son las licencias para profesionales del sector, el entrenamiento core, que vuelve a la lista tras desaparecer el pasado año, y el entrenamiento deportivo específico. Por un lado, las licencias de fitness han aumentado porque, según la entidad, el mercado ha ganado en madurez al exigir una mayor regulación de los entrenadores personales.

 

El core training, por su parte, hace referencia al fortalecimiento de los músculos del abdomen, pecho y espalda, mientras que el entrenamiento deportivo tiene que ver con las disciplinas que sobre todo se practican entre los más jóvenes y suelen exigir una licencia federativa, como el fútbol, el baloncesto o el tenis.

 

Además de las nuevas apuestas para los próximos meses, el informe revela que son muchas las tendencias que se repiten año tras año, como el yoga, el entrenamiento de fuerza, el deporte al aire libre y el ejercicio enfocado a la pérdida de peso y le bienestar.

 

La iniciativa Deporte es medicina es de las tendencias que más caen. Impulsada por la propia ACSM, y que tiene que ver con la prescripción médica de actividad física. Otras disciplinas que pierden peso son la promoción del ejercicio en el ámbito laboral, la prescripción de ejercicio a través de apps y la medición de resultados, uno de los filones de la industria tecnológica en el fitness.