Líder en información económica del deporte

Fitness

El fitness gana terreno en UK: crecimiento del 24% respecto a 2019

Un estudio realizado por Barclays Corporate Banking afirma que la gran mayoría de los negocios confían en sus perspectivas de crecimiento para este año tras el aumento del comercio después del lockdown, sobre todo los gimnasios.

El fitness gana terreno en UK: crecimiento del 24% respecto a 2019
El fitness británico volvió a abrir sus puertas el 12 de abril de 2021 tras un cierre obligado por la propagación del Covid-19

Albert Ferrer

13 oct 2021 - 05:00

El fitness británico ve la luz al final del túnel. Según el estudio Leisure Rediscovered de la banca británica Barclays, el sector del fitness está experimentando una recuperación gradual tras el lockdown, pero para finales de año todavía prevé un aumento de los ingresos del 24% respecto a la etapa prepandemia.

 

Uno de los principales motivos de la recuperación recae en un aumento generalizado de abonados en los gimnasios, situándose en niveles prepandemia. Como consecuencia del auge de la actividad deportiva en el país, algunos operadores se encuentran actualmente buscando locales adicionales debido a la alta demanda, mientras algunas cadenas específicas como PureGym exploran opciones de crecimiento a través de una oferta pública inicial (OPI).

 

El ritmo forzado de la adopción digital no ha sido bueno para todos: una cuarta parte de las empresas (25%) opinan que les ha hecho la vida más difícil. Sin embargo, más de un tercio (34%) opina lo contrario. Concretamente, los gimnasios (con el 41%) son especialmente propensos a decir que la aceleración de la tecnología ha cambiado positivamente su forma de trabajar.

 

Asimismo, los consumidores están dispuestos a pagar un 19% más de media por opciones de comida y bebida más saludables, y un 18% por un alojamiento de vacaciones que incluye servicios de salud y bienestar, como como un gimnasio o un spa.

 

 

 

 

A principios de año, UKactive, la patronal británica del sector del fitness, estimó que el coste de cerrar los gimnasios, piscinas y los centros de ocio públicos sería de 90 millones de libras (99,5 millones de euros) semanales.

 

Como consecuencia, la patronal pidió una ayuda extra al Gobierno británico para proteger los puestos de trabajo y mantener el sector activo. UKactive consideró que el fondo de cien millones de libras (110,6 millones de euros) anunciado en otoño y las subvenciones de 9.000 libras (9.950 euros) para las pequeñas empresas eran insuficientes para paliar el golpe sufrido después de mantener cerrados los centros deportivos durante largos periodos de tiempo.

 

El 12 de abril fue el día clave el sector en Reino Unido, ya que todo ciudadano británico podía volver a hacer uso de las piscinas y gimnasios del país, además de la reapertura de peluquerías, parques temáticos, bibliotecas y centros comunitarios.

 

Desde el último lockdown hasta la última reapertura, 400 gimnasios, piscinas y centros de ocio públicos, gestionados por los consejos locales, que suelen contar con piscina, gimnasios y otras instalaciones deportivas, tuvieron que bajar la persiana en 2021 por los efectos derivados de la pandemia.

 

Además, hoy en día existen más de 2.400 centros más en riesgo de cerrar si no reciben el suficiente apoyo financiero del Gobierno, que podría poner en riesgo a 17,1 millones de usuarios al año y hasta 100.000 puestos de trabajo.