Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 30 Septiembre 202023:50:12

Buscador

;Menu
h Fitness

DiR logra un triplete de franquiciados con otro YogaOne en el área de Barcelona

La cadena, que inaugura esta semana un club propio y de proximidad en el Eixample de Barcelona, se ha asegurado otra apertura en Sabadell, que se suma a la de Tarragona y el barrio barcelonés de Gracia, también gestionados por terceros.

29 Ago 2017 — 04:57
Patricia López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

DiR vuelve a crecer lejos de Barcelona. En plena fase de diversificación de su negocio con el lanzamiento de los estudios de boxeo Jambox, la cadena catalana prepara la inauguración de un club de yoga en Sabadell (Barcelona), un municipio en el que nunca ha operado. La empresa fundada por Ramón Canela, que ha encontrado en los clubes de proximidad una fórmula para crecer, abrirá su quinto YogaOne, el tercero que lo hará gestionado por un franquiciado. Además, lo hará “en pleno centro de la ciudad, a dos minutos del Mercado Central”, informan desde la compañía.

 

Durante sus 38 años de historia, la cadena ha concentrado toda su operativa en la capital catalana, con la salvedad de la instalación que gestiona en Sant Cugat del Vallés (Barcelona). A esta excepción se suma el lanzamiento de YogaOne en Tarragona durante septiembre, y le seguirá el aterrizaje de la marca en el número 143 de la Calle Calderón de Sabadell, a partir de octubre.

 

Este será el tercer club franquiciado, tras YogaOne Verdi y el de Tarragona, una estrategia con la que DiR está intentando acelerar para externalizar su crecimiento en el país. De ahí que el 13 de septiembre celebre junto al DiR Tuset una jornada informativa sobre los modelos de franquicias YogaOne y BDiR que está desarrollando dirigida a potenciales socios interesados en explotar la marca.

 

 

Es, en definitiva, una de las estrategias que DiR ha puesto en marcha para volver a crecer tras años sin abrir nuevos clubes. La fórmula contempla abrir gimnasios de menor dimensión que sus centros tradicionales por múltiples vías: con capital propio, con el apoyo de franquiciados, y a través de recursos aportados por socios a través de campañas de crowdfunding, mediante las que ha inaugurado dos centros en el Eixample de Barcelona.

 

El último abrió ayer, en el número 207 de la calle Mallorca, en la confluencia con la calle Enric Granados. Se trata de un local de 600 metros cuadrados equipado por el fabricante Precor, y que cuenta con una sala de fitness, otra de cycling y una más destinada a actividades dirigidas. La compañía ha invertido en torno a 417.000 euros, de los cuales 383.400 euros proceden del crowdfunding, mientras que el resto proviene de recursos propios.

 

 

Más allá de estos proyectos, durante los últimos años la compañía fundada en 1979 se ha centrado en renovar su red de centros ya existentes. A raíz del surgimiento del cross training, una tendencia ya implantada en el fitness español, ha habilitado espacios destinados al entrenamiento funcional. Como ya adelantó este diario, la prueba de que esta disciplina se ha convertido en un nuevo filón para el sector es el lanzamiento de Box DiR, un estudio especializado en los centros que dirige en Avenida Gregorio Marañón, Calle Sant Antonio Maria Claret y en Sant Cugat, donde ha alquilado una nave de 350 metros cuadrados para llevar a cabo este tipo de entrenamiento. Se trata, a su vez, de un concepto le ha permitido diversificar su fuente de ingresos, ya que para acceder a estos espacios se debe abonar una cuota adicional.

 

A día de hoy, DiR cuenta con veinte instalaciones operativas, a las que se sumarán las siete aperturas previstas para los próximos meses y que incluyen cinco centros BDiR y dos YogaOne.  La empresa no ha dado a conocer sus resultados económicos de 2016, pero el entorno confirma que son optimista sobre su evolución. Las últimas cifras disponibles cifran los ingresos de 2015 en más de 40 millones de euros.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...