25 Ene 2022 | 13:17

Líder en información económica del deporte

Fitness

DiR sale de su zona de confort: abrirá un ‘boutique’ YogaOne en Tarragona

La cadena catalana apuesta por su marca de centros de yoga para abrir el primer club fuera de la provincia de Barcelona, su principal área de influencia.

Patricia López

29 jun 2017 - 04:56

 

DiR echa a volar lejos de Barcelona. Mientras que cada mes se anuncia la entrada de nuevos operadores en la capital catalana, la compañía ha optado por salir de la zona de confort y crecer por primera vez en otros rincones de Cataluña. La cadena de gimnasios entrará en Tarragona con la apertura de un club YogaOne, la enseña de estudios con la que la compañía ha diversificado su modelo de negocio para abrir centros especializados en esta disciplina, según ha podido saber Palco23.

 

El local estará en el centro de la ciudad, en los números 5 y 7 de la calle Fortuny, junto a la rambla, en una ciudad en la que los operadores no se han aventurado a abrir a excepción de Snap Fitness y Viding, que inaugurará un centro en los próximos meses.

 

Hasta ahora, la cadena fundada por Ramón Canela no había salido de Barcelona, donde ha concentrado prácticamente la totalidad de sus instalaciones con excepción de un centro en Sant Cugat (Barcelona). Una estrategia que hasta hoy había permitido optimizar sus campañas de márketing y había sido una barrera de entrada para algunos rivales.

 

 

A diferencia del resto de estudios que operan bajo esta marca, el de Tarragona también contará con pequeño gimnasio con máquinas de cardio, que acompañará a las dos salas de yoga. La inauguración de la instalación, que ya ha iniciado la fase de comercialización de abonos, está prevista para septiembre, y durante estos meses la empresa llevará a cabo un proceso de selección de instructores de yoga.

 

Hace un año, la cadena abrió las puertas a inversores interesados en abrir un centro bajo el paraguas de DiR, una fórmula con la que la compañía aspira a atraer capital externo para seguir creciendo mediante socios locales. Aunque la empresa no ha concretado si este centro será propio o franquiciado, sí que ha trascendido que la inversión mínima para abrir es de 65.000 euros.

 

 

El próximo proyecto de la compañía pasa por abrir otro YogaOne, el tercero en Barcelona, en el barrio de Gracia, cuya apertura está prevista para el 3 de julio. Además, más allá del concepto boutique DiR ha basado su actual plan de expansión en la apertura de centros de proximidad. Bajo este modelo, la empresa ha inaugurado un club en el número 146 de la calle Mallorca, al que le seguirán seis más ubicados en el Eixample, Gracia y Nou Barris.

 

A día de hoy, la empresa cuenta con una red de veinte gimnasios, contando los dos YogaOne y un centro de pádel integrado en su club de Sant Cugat, y con las cinco aperturas a la vista, la cadena podría cerrar 2017 con 25 instalaciones operativas. Según los últimos datos disponibles la facturación ronda los 40 millones de euros.