01 Dic 2021 | 02:07

Líder en información económica del deporte

Fitness

DiR presenta su propio protocolo para reabrir los gimnasios

La cadena catalana de centros de fitness ha comunicado cómo será su vuelta a la actividad, con limitaciones de aforo de hasta el 50%, el uso obligatorio de mascarillas y guantes y el control de la temperatura a todos los clientes.

Palco23

30 abr 2020 - 18:33

DiR asegura que podría abrir sus 24 gimnasios ya “con un riesgo de contagio bajísimo”

 

 

DiR presenta su propio protocolo para abrir los gimnasios. La cadena catalana de centros de fitness ha comunicado cómo será su vuelta a la actividad, un plan que incluye limitaciones de aforo de hasta el 50%, el uso obligatorio de mascarillas y guantes y el control de la temperatura a todos los clientes a la entrada del centro.

 

DiR es la primera cadena de gimnasios que, a nivel particular, presenta una hoja de ruta con medidas y procedimientos para reabrir los centros. El plan presentado ha sido criticado por miembros de la patronal Fneid, que anteriormente había presentado al Consejo Superior de Deportes (CSD) un protocolo para que fuera estudiado por las autoridades sanitarias.

 

La compañía advierte de que el momento de apertura no está especificado en el proceso de desescalada, pero ha dado a conocer sus medidas, como la medición de la temperatura a todos los clientes en la entrada del club y la desinfección de manos y zapatillas al entrar.

 

 

 

 

También se señalizará en el suelo la separación para favorecer la separación física de al menos un metro y medio, y se inhabilitarán máquinas para que los usuarios no usen dos estaciones consecutivas. El aforo se reducirá entre un 30% y un 50% y, en caso de aforo completo, los clientes deberán esperar para acceder al centro.

 

En una primera fase se recomendará a los colectivos de riesgos que no acudan al centro, y se reforzarán las medidas de limpieza y desinfección, así como de ventilación. No se podrán utilizar las fuentes ni las duchas, de modo que el uso del vestuario será exclusivamente para guardar objetos personales. Además, los clientes deberán acceder al club con la ropa y el calzado de deporte con el que vayan a entrenar, y deberán llevar guantes y mascarilla.

 

Ramón Canela, consejero delegado y fundador de la compañía, ha considerado que “con medidas como estas vamos a poder hacer actividad física con las facilidades propias de un centro de fitness y priorizando las medidas de seguridad que la situación requiere”. La directora de mercadotecnia, Beatriz Pascual, ha asegurado que los gimnasios podrían reabrir ya “con un riesgo de contagio bajísimo” si siguen las medidas presentadas.

 

DiR facturó 50,3 millones de euros en 2019, un año en que obtuvo un beneficio de 700.000 euros. La empresa opera 24 centros deportivos en Cataluña, aunque en total cerró 2019 con 68 instalaciones deportivas propias y franquiciadas en España. Un total de 38 son clubes boutique YogaOne, de los que 35 estudios están operados por terceros.