19 Ene 2022 | 08:45

Líder en información económica del deporte

Fitness

DiR sigue la ‘rutina’ de Crowdcube y firma dos aperturas más en Barcelona

La cadena prepara una campaña de micromecenazgo para abrir un club en el barrio de Gracia e inaugurará un estudio YogaOne en el Eixample a finales de año.

Patricia López

05 oct 2017 - 04:57

DiR mantiene la ‘rutina del crowdfunding’ y firma dos aperturas más en Barcelona

 

DiR mantiene la nueva rutina de aperturas de crecimiento con el apoyo de la Red. La cadena catalana ha vuelto a apostar por el crowdfunding para conseguir los recursos necesarios para a abrir un nuevo club en Barcelona. Según ha podido saber Palco23, la compañía recurrirá a la plataforma Crowdcube con el fin de levantar el capital necesario para inaugurar un gimnasio de proximidad en la Avenida Vallcarca, en el distrito de Gracia y muy cerca de la Ronda de Dalt.

 

Este proyecto es una nueva muestra de que la compañía ha convertido a los inversores particulares en su fórmula de financiación más recurrente, tras refinanciar deuda con la banca  en 2015 y reformar los planes de expansión. Será la cuarta ronda que abra en Crowdcube, una plataforma que le ha permitido inaugurar dos clubes BDiR tras levantar un total de 833.400 euros. La tercera la abrió hace mes y medio con el propósito de captar 400.000 euros para abrir en el número 54 de la Calle Alcúdia, en pleno distrito de Nou Barris. Por el momento ya han conseguido más de 280.000 euros, lo que supone un 60% del objetivo a 54 días de que se cierre la campaña.

 

En lo que va de año, la empresa fundada por Ramón Canela ha inaugurado tres centros, dos de proximidad en calle Mallorca que fueron financiados con el apoyo del micromecenazgo, y un estudio YogaOne en Gracia, dirigido por un franquiciado. La enseña ha apostado por licenciar su marca para abrir boutiques de yoga, mientras que para concepto BDiR recurre al crowdfunding porque requiere una inversión mayor. El importe mínimo para abrir un club de proximidad es de 235.000 euros, una cantidad que se reduce a 65.000 euros en su otro modelo.

 

 

La venta de su licencia es una estrategia con la que DiR está tratando de acelerar en el mercado catalán. De hecho, sus dos próximas aperturas, dos YogaOne en Sabadell y Tarragona, estarán gestionados por terceros y abrirán sus puertas el 16 de octubre y el 23 del mismo mes, respectivamente, como ya adelantó este diario.

 

El proyecto de Tarragona, además, supondrá la salida de DiR de la provincia de Barcelona, donde ha centrado toda su operativa desde que se fundó en 1979. De hecho, de la capital catalana sólo salió para abrir un gran complejo de fitness y pádel en Sant Cugat, que amplió recientemente.

 

A este proyecto se sumará su cuarto YogaOne en Barcelona, cuya apertura está prevista en diciembre de 2017. La empresa no ha aclarado si se trata de un club propio o franquiciado, pero lo que sí ha trascendido es que se ubicará en el número 188 de la calle Caspe. Ya de cara a enero, la enseña inaugurará el centro de Alcúdia y más adelante sus planes pasarán por culminar las inauguraciones ya anunciadas. Serán en Avenida Diagonal; Avenida Borbó, en Nou Barris; calle Mestre Calvet, en la zona alta de Barcelona, y Lesseps (Gracia).