07 Jul 2022 | 09:05

Líder en información económica del deporte

Fitness

DiR coge aire y refinancia bonos con particulares por 3,5 millones de euros

La cadena catalana de gimnasios ha priorizado la amortización de deuda con entidades financieras, con las que reestructuró un pasivo de 17 millones en 2015. Ahora, propondrá refinanciar 999.000 euros en tres años, que se suman a los 2,5 millones que aplazó en 2017.

P. López

04 abr 2018 - 04:59

DiR facturó 42,1 millones de euros en 2016 y en lo que va de año ha inaugurado cinco centros en lo que va de año

 

 

DiR pone en orden su pasivo para coger oxígeno. La cadena catalana de gimnasios propondrá refinanciar a tres años una emisión de bonos de 990.000 euros que realizó durante la crisis y que vencía en junio de 2018, según ha podido saber Palco23. En la junta que se celebrará el ocho de mayo, la dirección propondrá a sus accionistas diferir la fecha de vencimiento y revisar los tipos de interés, toda vez que la situación de la economía española y las perspectivas del fitness han mejorado desde entonces.

 

Fuentes de la compañía explican a Palco23 que la refinanciación de estas emisiones viene motivada por el interés de los propios de socios de mantener esta inversión financiera, y que los que han solicitado su amortización han podido ser sustituidos por bonistas que querían elevar su apuesta. La organización también propondrá a sus accionistas revisar el tipo de interés “con mantenimiento del resto de condiciones hasta su nuevo vencimiento”.

 

No es la primera vez que DiR refinancia deuda. En 2016 renovó el pasivo con los bonistas por valor de 1,5 millones de euros hasta el 31 de marzo de 2019, y el año pasado amplió el crecimiento otros 2,5 millones de euros. Desde la cadena explican que el aplazamiento de esta deuda está facilitando el cumplimiento de las obligaciones que asumió en 2015 con la banca.

 

 

 

 

Aquel año reestructuró un pasivo de 17 millones de euros para hacer frente a caída de clientes que provocó el contexto de recesión, la subida del IVA y el aumento de la competencia en Barcelona. Las principales entidades que participaron en la operación son CaixaBank, Banco Sabadell, BBVA y la entidad de crédito de la Generalitat de Catalunya, el Institut Català de Finances.

 

De este modo, DiR alivia las exigencias de pago con los bonistas y sigue adelante con su plan de expansión. Tras inaugurar tres centros YogaOne y dos centros de proximidad BDiR en lo que va de año, la empresa dirigida por Ramón Canela ya cuenta con 29 clubes deportivos en Barcelona, Sant Cugat, Sabadell, Tarragona y el Maresme (Barcelona). Los planes para 2018 pasan por abrir nueve establecimientos en Barcelona y Sant Cugat, todos ellos bajo el formato de proximidad.

 

Uno de ellos está a punto de abrir en la Plaza Lesseps, en Barcelona. Para sacar adelante este proyecto volvió a confiar en el crowdfunding, que le ha llevado a cerrar una ronda de más de 440.000 euros para conseguir los recursos necesarios para abrir. El micromecenazgo se ha convertido en una fórmula de financiación alternativa para DiR, que tradicionalmente había recurrido a las entidades bancarias y a la emisión de bonos.

 

 

 

 

En total ya ha levantado más de 1,6 millones de euros, a través de cuatro rondas en las que han participado más de 400 particulares. La primera vez que la empresa abrió su capital a pequeños inversores fue en 2016, cuando levantó 452.000 euros para abrir un club de proximidad en el barrio del Eixample de Barcelona.

 

DiR cuenta en la actualidad con 72.000 socios, una plantilla de más de 1.000 empleados y una red de 16 centros de gran tamaño, cuatro BDiR y ocho YogaOne. La empresa no ha hecho públicos los datos de facturación del año pasado, pero según la información facilitada al Registro Mercantil cerró 2016 con unas ventas de 42,1 millones de euros.