05 Jul 2022 | 02:58

Líder en información económica del deporte

Fitness

DiR amplía capital tras apoyarse en el ‘crowdfunding’ para abrir un club en Barcelona

La compañía inyecta 147.000 euros para abrir en el distrito de Nou Barris, tras haber levantado 487.500 euros de accionistas minoritarios.

P. López

21 dic 2017 - 04:58

DiR abrirá en enero un centro de proximidad en Barcelona financiado por accionistas minoritarios y capital propio

 

 

DiR cumple con su parte del trato. La cadena de gimnasios ha ampliado capital por 147.000 euros en la sociedad Alcudia Formentor, a través de la que operará el gimnasio que abrirá en enero en el Nou Barris (Barcelona). ¿El objetivo? Cumplir su compromiso con los accionistas minoritarios y aportar los fondos necesarios para inaugurar el nuevo club. Este movimiento llega semanas después de haber cerrado una ronda de crowdfunding por 487.500 euros, a través de inversores particulares.  

 

Cuando lanzó la ronda, la compañía catalana valoró la ampliación en 1,4 millones de euros; el 35,14% proviene de los 134 inversores minoristas que han participado en la financiación. Ahora que DiR ha puesto de su bolsillo 147.000, la sociedad cuenta con 634.000 euros para realizar la apertura. De hecho, la compañía la reflejó en el resumen financiero de esta sociedad que la inversión prevista en 2018 sería de 500.000 euros, de los cuales 500.000 los captaría a través de la plataforma de Crowdcube, y 150.000 los conseguiría a través de una ampliación de capital.

 

Esta ha sido la ronda de crowdfunding en la que DiR ha conseguido levantar más dinero. El objetivo inicial era de 400.000 euros en dos meses, una cantidad que ha superado. En las dos anteriores, que le llevaron a abrir dos centros en la calle Mallorca, captó 450.000 euros para el BDiR Mallorca y 306.000 para el BDiR Granados. Todos ellos tienen algo en común: son gimnasios más pequeños en comparación con el modelo tradicional de DiR, y no cuentan con piscina ni zona de aguas.

 

 

 

 

Los clubes de proximidad se han convertido en la principal fórmula de crecimiento de la cadena, que se vio afectada por la crisis económica, el aumento del IVA y de la competencia en Barcelona, su principal mercado desde hace más de dos décadas. Ante esta situación, optó por abrir centros que requirieran menor inversión de construcción y remodelación. Además, encontrar ubicaciones en espacios más reducidos facilita la búsqueda de locales, ya que bajo el modelo tradicional DiR opera en infraestructuras de entre 2.000 metros y 12.000 metros cuadrados.

 

Pero, ¿qué plan de negocio ha diseñado para el nuevo centro? La empresa prevé que facture 465.790 euros en 2018, 700.024 euros en 2019, 773.016 euros en 2020, y 796.798 euros de cara a 2021. La cadena estima unas pérdidas de 102.738 euros en 2018, pero confía en que entrará en beneficios a partir de 2019, durante el segundo año desde que el club esté operativo.

 

 

 

 

Entre los socios que han participado en la ronda, DiR repartirá un dividendo no obligatorio del 50% a partir del beneficio distribuible previsto a partir de 2021, cuando el club ya lleve cuatro años abierto. Los inversores sólo podrán hacer efectivo su derecho a venta a partir de ese año y hasta 2026, siempre y cuando el gimnasio obtenga ganancias en el ejercicio en que se quiera ejercer la opción de venta.

 

La compañía prevé inaugurar el gimnasio el 15 de enero. Ubicado en el número 54 de la calle Alcúdia, en Nou Barris, este centro ilustra el cambio de modelo de DiR, que ya no focaliza su expansión en el centro de Barcelona y ha optado por crecer en zonas poco explotadas por la competencia.