Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 29 Mayo 202009:20:20

Buscador

;Menu
h Fitness

Deporocio prepara cuatro aperturas tras facturar más de 12 millones en 2017

La compañía andaluza creció un 5% en un año en que inauguró cinco clubes y se adjudicó contratos de prestación de servicios por valor de tres millones de euros.

29 Ene 2018 — 04:57
P. López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Deporocio opera un total de 21 gimnasios en España, entre centros municipales, propios y franquiciados

 

 

Deporocio es una de las compañías que más se ha diversificado en los últimos años. Surgido como operador de centros deportivos municipales en 1993, fue la primera compañía del segmento que emigró hacia el modelo privado en 2010 con la creación de OKMas. Bajo esta marca, la compañía ha reducido su dependencia de las concesiones administrativas y, en una época en que la Administración echó el freno a la obra pública, ha ganado tamaño.

 

“Cerraremos 2017 cumpliendo los objetivos que nos planteamos a finales de 2016, con un crecimiento superior al 5%”, explica a Palco23 el consejero delegado de Deporocio, Carlos Alcalde. Esta mejora en su cifra de negocio supone una facturación de más de 12 millones de euros. ¿El motivo? El resultado de las nuevas aperturas, aún en fase de consolidación tras varios meses operativas.

 

En total, la cadena ha inaugurado cinco clubes que le han permite ganar presencia en Madrid, con tres gimnasios en Coslada, Torrejón de Ardoz y Hortaleza, y entrar en la Comunidad Valenciana y Aragón, con centros en Castellón y Zaragoza. “Hemos cerrado el año mejor de lo esperado, ya que no sólo hemos consolidados los centros que abrimos en 2016, sino que hemos conseguido crecer a un ritmo moderado pero seguro”, analiza.

 

 

 

 

La sostenibilidad es uno de los objetivos que año a año se fija el grupo. “Nuestra estrategia no es otra que crecer dando rentabilidad, asegurando esta máxima en todas y cada una de nuestras operaciones. No nos obligamos a crecer de manera desmesurada”, recalca, respecto a la estrategia de otros operadores que han acelerado en el sector durante los últimos años. Más allá de las aperturas, otro de los pilares es la mejora del backoffice ya que “hemos trabajado en el diseño y la formación con nuevas herramientas para mejorar la eficacia”, asegura.

 

Para no asumir el 100% de los costes de expansión de la marca, el grupo decidió vender su licencia a terceros en 2015. Desde entonces ha abierto cinco centros franquiciados, que se suman a los seis que gestiona en régimen de concesión administrativa y a los 16 propios. En total, la cadena cuenta con 21 instalaciones, 16 de las cuales se encuentra en Andalucía, tres en el área metropolitana de Madrid y dos en Aragón y la Comunidad Valenciana.

 

El directivo admite que para 2018 la intención es crecer “en la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y Andalucía para abrir con el modelo OKMas”, lo que pone de referencia que el modelo de proximidad seguirá siendo el principal trampolín de crecimiento. La idea es acometer al menos cuatro aperturas.

 

 

 

Se trata de un desafío que emprendió hace ya ocho años, en un momento en que el bajo coste experimentó su mayor fase de crecimiento. “No nos fuimos al low cost porque detectamos que un alto porcentaje de la demanda tomaba la decisión de apuntarse al gimnasio por la cercanía al club, así que generamos un modelo que encajara con el nuestro”, resume.

 

Otra de las líneas de negocio de la compañía es la prestación de servicios, una vía que le permitió adjudicarse contratos valorados en tres millones de euros en 2017. A esta se suma la marca de electroestimulación Wiemspro. “Actualmente estamos en treinta países y estamos teniendo una gran proyección internacional”, afirma.

 

 

 

 

Alcalde admite que la fase de consolidación y de atracción de fondos de inversión que está viviendo el sector va continuar. “Conocemos el capital riesgo con sociedades vehículo. Es un sistema necesario para el crecimiento y para las grandes inversiones con riesgo”, manifiesta. El grupo trabajó durante seis años con el capital riesgo junto a Ibercaja, pero también Corfin e Ingesport en el Go Fit Maracena, en Granada, y el Go Fit Córdoba. Además, también se alió con Viding para la concesión que opera en Sevilla a través de la sociedad Campusport, propiedad de Deporocio.

 

Al cierre de 2017, la compañía cuenta con 36.000 metros cuadrados de instalaciones deportivas, donde emplea a 250 profesionales, a los que hay que sumar 260 técnicos de la división de prestación de servicio. En total, Deporocio cuenta con 35.500 abonados.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...