24 Ene 2022 | 11:21

Líder en información económica del deporte

Fitness

De Madrid a Valencia: Viva Gym planea abrir cuatro gimnasios más en 2017

La cadena, que se ha asegurado 20 millones de euros de sus accionistas para los próximos años, aspira a finalizar el año con una red de 24 centros operativos.

Patricia López

02 may 2017 - 04:58

Viva Gym refuerza su presencia en ciudades donde ya opera. La cadena, que en los últimos cuatro meses ha inaugurado tres gimnasios, ultima su entrada en Palma de Mallorca, como ya estaba previsto, y prepara cuatro aperturas más para lo que resta de año.

 

Como ya adelantó Palco23, la empresa planea reforzar su presencia en el área de influencia de Barcelona y Zaragoza, dos ciudades a las que se sumarán sendos proyectos en Madrid y Valencia, donde ya opera con cinco y dos instalaciones, respectivamente.

 

“Fortalecemos las ciudades donde ya tenemos clubes por la capilaridad de la red y la marca. Por ejemplo, en Zaragoza queremos abrir un tercer centro porque contamos con equipo humano sólido y porque nos hemos convertido en referencia en esa ciudad”, explica a este diario Juan del Río, consejero delegado de Viva Gym, sobre la estrategia de la compañía que le lleva a concentrar esfuerzos en las principales urbes.

 

“Nos interesan las ubicaciones con alto tránsito de clientes, reales y potenciales, por la cantidad de domicilios y oficinas que hay alrededor”, detalla sobre la búsqueda de nuevas ubicaciones. La compañía confía en acabar el año con 22 instalaciones operativas, una cifra que podría ampliarse hasta 24 si “finalmente abrimos en Valencia y Madrid”, ya que podrían demorarse a comienzos de 2018 en función de las tramitaciones previas.

 

Sobre la posibilidad de hacer lo propio en Barcelona, el directivo asegura que en la capital catalana “el liderazgo del low cost está más atomizado que en Madrid, por lo que es una zona interesante para ubicarse”. Sin embargo, y tras la apertura en el barrio de Sant Antoni el pasado enero, por el momento no han firmado ninguna apertura adicional en esa ciudad.

 

Los proyectos más inmediatos de la cadena son la entrada en Palma de Mallorca y en Córdoba. “Mientras que en Palma inauguraremos el 15 de mayo, la apertura en Córdoba no se culminará hasta finales de 2017 o principios de 2018 debido a la llegada del verano y a la demora en la obtención de licencias”, concreta Del Río.

 

Para llevar a cabo el plan de expansión, que proyecta una red de cincuenta gimnasios operativos de cara a 2021, la compañía se ha asegurado una aportación inicial de 20 millones de euros de sus accionistas. Sin embargo, teniendo en cuenta que la inversión media por club es de 1,5 millones, se estima que el desembolso final oscilará entre 37 millones y 45 millones de euros, según aclaran fuentes de la cadena.

 

El accionariado de Viva Gym está compuesto por la sociedad de capital de riesgo Bridges Ventures, que en 2015 entró en el capital de la compañía con una inversión de 9,5 millones de euros y cuenta con el 51% de las acciones de la cadena. En el capital social también está el equipo directivo y otros accionistas minoritarios, con un 14%, y el 35% restante está en manos de Vivagym Holdings, controlado por la familia Singh, que ha invertido 16 millones de euros en el proyecto.

 

La empresa facturó 15 millones de euros en 2016 y prevé cerrar este año con un incremento de la facturación del 25%, hasta 18,7 millones de euros y 85.000 clientes. A día de hoy, la compañía cuenta con una red de 19 instalaciones. Andalucía y Madrid son las comunidades autónomas donde está más presente, con cinco gimnasios en cada una; Cataluña, cuenta con tres; Comunidad Valenciana y Aragón, con dos, y Galicia y Murcia, con una respectivamente.