28 Ene 2022 | 12:52

Líder en información económica del deporte

Fitness

David Lloyd prepara su entrada en Portugal y tantea los países nórdicos

La cadena británica de clubes deportivos acelera en su internacionalización con Lisboa y Suecia en el punto de mira.

David Lloyd prepara su entrada en Portugal y tantea los países nórdicos

Patricia López

18 jul 2017 - 04:58

 

Reino Unido se le queda pequeño a David Lloyd. La cadena de clubes deportivos y de tenis creada en 1982 tiene decidido que ha llegado el momento de poner un pie en nuevos mercados y, tras aterrizar en Italia, prepara su irrupción en Portugal y los países escandinavos, según ha podido saber Palco23.

 

Jose Manuel Sánchez, director de adquisiciones para Europa de la compañía, afirma que “pronto entraremos en Portugal porque la economía está teniendo un buen comportamiento y hay sitio para crecer en Lisboa y alrededores”. El directivo, que pilotó el desembarco de David Lloyd en España y Bélgica, tiene ahora el reto de abrir nuevos mercados y Portugal es uno de los países en los que plantará bandera.

 

“Nos interesa la capital, Estoril y Parede, que son donde se ubica el segmento de la población al que queremos dirigirnos”, indica sobre las ciudades en las que está buscando oportunidades para abrir. El proceso no será inmediato, ya que “primero debemos dar con la ubicación y, si es obra nueva, la apertura se demora dos años”, indica como uno de los motivos por los que han hecho de las adquisiciones su método de crecimiento más utilizado durante los últimos meses.

 

 

Por el momento, la compañía no se plantea abrir más de una instalación en el país vecino. “Hay regiones en las que sólo podemos tener un club porque sólo encontramos el nivel de renta adecuada en una ubicación. Portugal es un mercado con un ticket medio bajo, en parte debido al low cost”, detalla. Con todo, el ejecutivo confía en hacer negocio en el país luso porque “pese a que el bajo coste está arrasando con todo, nosotros tenemos una posición muy fuerte a través de un producto que cumple con las exigencias de un segmento de la población”.

 

Pero los planes de David Lloyd lejos de las fronteras de Reino Unido no se limitan al país luso. A la adquisición de un club premium en Milán, y búsqueda intensa de centros en Alemania y España, ya adelantadas por este diario, le seguirá su entrada en Suecia. “Estamos abriendo mercado en Escandinavia, sobre todo en Noruega, Dinamarca y Suecia, un país muy importante en la historia del tenis donde creemos que tenemos oportunidades de crecer”, explica.

 

El crecimiento en ese país se dará por dos vías. La primera, en Estocolmo, “una ciudad que va a doblar su espacio y su población en los próximos cinco años”, anticipa. De ahí que la empresa haya “enviado varias propuestas al Ayuntamiento de la capital y haya firmado opciones de apertura en dos áreas nuevas que se construirán en los próximos años”, concreta sobre un proyecto que empezará a materializarse en cinco años.

 

 

La segunda agilizará su entrada en el país mediante “alianzas con empresas suecas que se dedican al golf, que tienen poca cantidad de clientes y quieren sacar más partido a sus ubicaciones”. La idea es llegar a acuerdos con esos centros para abrir bajo el sello de David Lloyd en esos clubes, ofreciendo un servicio diferenciado a la oferta de golf.

 

Esta estrategia se enmarca dentro del plan de expansión de la compañía, que contempla contar con 150 clubes operativos en 2026. Por el momento, tiene una red de 103 centros en Europa, distribuidos entre Reino Unido (98), Holanda (7), España y Bélgica con dos en cada país e Irlanda, con una.

 

A día de hoy, la cadena cuenta con un equipo de expansión formado por el propio José Manuel Sánchez, junto a Stéphane Rutté, que se incorporó a principios de año como director de adquisiciones en Europa Central y Alemania, Brendan Mitchell, en Reino Unido y Silvia Foggetti, responsable de liderar la expansión en Italia.

 

El año pasado, la cadena se consolidó como la segunda más grande del sector con unos ingresos de 442 millones de euros, 486.000 abonados, y un ticket medio de 909 euros anuales, el segundo más alto de Europa, según datos de Europe Active y Deloitte