22 May 2022 | 16:48

Líder en información económica del deporte

Fitness

Cristiano Ronaldo y Crunch Fitness se lanzan a la caza de franquiciados para sus gimnasios

M.M.A.

20 dic 2016 - 09:31

Cristiano Ronaldo quiere acelerar la implantación de CR7 Crunch Fitness en España. El jugador del Real Madrid, que como adelantó Palco23 ha llegado a un acuerdo de licencia con la cadena estadounidense, ha confirmado el proyecto y puesto en marcha la captación de franquiciados que abran gimnasios bajo la nueva enseña.

 

El encargado de pilotar la implantación de la nueva cadena será Doug Raetz, director general de Spain Fitness Ventures. "Trabajar juntos para expandir los clubes de fitness en toda España junto a socios que aportan el nivel de conocimiento experto y motivación que CR7 y Crunch ofrecen ha sido extraordinariamente enriquecedor. Estamos deseando construir una marca de fitness duradera y de éxito en toda España", ha comentado.

 

Ronaldo, que ya había realizado algunas incursiones como empresario en el mundo de la moda y los hoteles, ha señalado que "estoy muy emocionado con esta increíble aventura CR7 Fitness Club junto a Crunch Fitness. Podemos ofrecer un excelente nivel de salud y forma física a todo el mundo a un precio razonable y ¡los miembros pueden usar el mismo equipamiento de fitness que yo!".

 

CR7 Crunch Fitness EEUU 650
Diseño interior de una de las salas de entrenamiento habitual de Crunch Fitness en EEUU.

 

Ben Midgley, director general de la compañía norteamericana, ha celebrado una alianza que les permitirá acelerar su implantación en Europa, una vez consolidada una red de 150 clubes en Estados Unidos y Puerto Rico. "Estamos muy emocionados por construir algo verdaderamente increíble, sobre todo sabiendo que podremos impactar en las vidas y la preparación física de miles de nuevas personas a medida que sigamos creciendo", ha indicado.

 

Como ya publicó este diario, la implantación se inició con un centro de grandes dimensiones en la calle de María de Molina, 33, que antes estaba ocupado por el centro Dynamic Fitness. Además, en las próximas semanas se abrirá un segundo local en el centro comercial Alcalá Norte, también en la capital española.

 

En España, las cuotas mensuales van desde los 12 euros por acceder solamente a la sala de fitness hasta los 24 euros por tener incluido las clases dirigidas. Por estos importes también se tiene acceso a la zona spa, que cuenta con sauna y baño turco y duchas sin costes adicionales. Existe otra opción más elevada, que por 36 euros mensuales se obtiene el servicio de toalla y champú junto con un pase de invitado para un amigo al mes.

 

Según las indicaciones de la central en Estados Unidos, los requisitos para abrir uno de sus centros pasan por tener un mínimo de 1,4 millones de dólares (1,25 millones de euros) para invertir. Este importe se divide aproximadamente en 600.000 dólares para el equipamiento, entre 500.000 y 800.000 dólares en costes de construcción y 300.000 dólares en extras. El canon que se debe pagar a la matriz es del 4% sobre los ingresos mensuales.