Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 07 Julio 202021:48:47

Buscador

;Menu
h Fitness

Compras, cierres y nueva cuota: Basic-Fit crece en España al menor ritmo desde 2016

La cadena holandesa ha aumentado en un 92% sus ventas en el país desde 2015, pero también ha reducido el ritmo de crecimiento año a año desde 2017 y ya es el mercado menos relevante.

11 Mar 2020 — 05:00
P. López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Compras, cierres y nueva cuota: Basic-Fit crece en España al menor ritmo desde 2016

 

 

Basic-Fit es una de las principales cadenas de gimnasios de bajo coste en España, pero la evolución de su negocio no ha cumplido las expectativas que tenía la compañía cuando debutó en Bolsa en mayo de 2016. La compañía cerró 2019 con unas ventas de 23,7 millones de euros en España, casi el doble que hace cinco años. Sin embargo, el gran salto de su negocio lo dio en 2016, cuando empezó a cotizar en el mercado de valores y levantó capital para crecer. Aquel año sus ventas se elevaron un 54,4% interanual, pero desde entonces, el crecimiento anual ha ido de más a menos.

 

Así lo demuestra la evolución de las ventas anuales, que en 2017 mejoraron un 12,1%, en 2018 un 7,5% y en 2019 un 3,4%. El freno a las aperturas ha sido fundamental. En 2017 la previsión era inaugurar diez clubes, pero finalmente se abrieron dos en Huelva y Jerez. En 2018 no realizó ninguna apertura pese a que lo intentó en Cáceres y, durante ese año, suprimió la dirección general en España y trasladó a Holanda el liderazgo de la filial.

 

En cambio, en 2015 y 2016 firmó cinco aperturas anuales y se apoyó en las operaciones corporativas. En esos años adquirió cuatro gimnasios, tres de ellos a Fitup en Madrid y uno a Ifitness en Getafe. En 2017 se hizo con el control de otro centro de Fitup en el distrito madrileño de Tetuán y, desde entonces, no ha vuelto a firmar operaciones corporativas.

 

 

 

 

Eso sí, la compañía también ha cerrado gimnasios desde 2017, año en el que dejó de operar dos clubes heredados de Fitness First en Valencia al no considerarlos estratégicos. En Madrid también echó el cierre a un club que más tarde repescó MoveUp y el último que bajó la persiana fue en Córdoba en marzo de 2019. Como resultado, la compañía sólo ha sumado diez centros a su red desde que salió a Bolsa, y finalizó 2017 y 2018 con el mismo número de clubes operativos: 33.

 

La decidida apuesta de Basic-Fit por crecer en Francia descentró el foco de atención que también tenía puesto en España hasta 2016. De hecho, desde las oficinas centrales de la cadena holandesa ven a España como un mercado en el que experimentar y hacer pruebas antes de extender una idea al resto de países.

 

Por ejemplo, en 2019 se implantó una nueva tarifa más económica para detectar cómo respondían los clientes. “Es nuestro mercado más inmaduro y queremos probarla allí antes de introducirla en otros países con mayor tasa de penetración o donde tenemos más centros”, explicó hace un año René Moss, accionista y consejero delegado de la empresa.

 

La compañía no detalla cuántos abonados tiene en cada mercado, pero en total suma 2,22 millones de clientes en Europa. Lo que sí aclara es que sus clubes maduros alcanzan los 3.300 abonados a los dos años de haber abierto y, dado que en España opera 27 centros que han asumido la madurez, la compañía da servicio a aproximadamente 100.000 abonados en el país, por los 62.783 socios que tenía en 2015.

 

Es una cifra que prevé aumentar si no cierra más instalaciones y continúa adelante con su plan de aperturas. A los tres proyectos abiertos en Madrid en 2019 le seguirán tres aperturas en Aragón, dos en Barcelona, y dos más en Valencia y Madrid, para un total de siete nuevos gimnasios. Además, supondrán el regreso de la cadena a la capital de la Comunidad Valenciana, a Zaragoza y a Cataluña, donde cerró centros durante la crisis económica.

 

En total, la compañía facturó 515,2 millones de euros y dio servicio a 2,2 millones de abonados en 2019. Basic-Fit obtuvo un beneficio neto de 21,1 millones de euros, un 20% más que el año anterior. La empresa opera en Francia, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y España, con un total de 784 complejos. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...