Líder en información económica del deporte

Fitness

Clases más cortas, suaves y psicología: la fórmula de los gimnasios para volver tras el Covid-19

Expertos en sociología del deporte y producto afirman que los centros deportivos deberán desarrollar programas de entrenamiento adaptados a la tercera edad, un público susceptible de abandono por el miedo provocado por el virus. 

P. López

14 may 2020 - 04:59

Clases más cortas, suaves y psicología: la fórmula de los gimnasios para volver tras el Covid-19

 

 

Salir a correr se ha convertido en una liberación ante las medidas de confinamiento. El deporte ha sido visto como una necesidad, y el reto del sector deportivo está en mantener esa motivación para que la sociedad sea más activa y menos sedentaria. Los gimnasios esperan representar un papel protagonista en ese desafío, por lo que están preparándose para la vuelta a la actividad. 

 

“Tendremos que hacer una oferta de producto con sesiones más cortas, menos intensas e ir orientando a la gente para que readapte su esfuerzo”, explicó ayer David Pozos, director de producto de GO fit, en un webinar organizado por la Fundación España Activa. El directivo incidió en la importancia de acortar las clases para orientar al abonado en su vuelta a la actividad evitando lesiones y frustraciones, pero también para facilitar las tareas de desinfección de las salas de actividades dirigidas. 

 

“Será fundamental hacer una evaluación previa e implementar programas post Covid-19 para personas mayores, que será un público muy susceptible de abandono por el miedo y el desconocimiento de que somos los entornos más seguros por higiene y servicio”, añadió. En este sentido, es posible que los centros deportivos diseñen programas específicos para la tercera edad, pero también de fortalecimiento muscular, pérdida de peso, de cuerpo y mente para gestionar el estrés, comentó. 

 

 

 

 

Anna Vilanova, doctora y profesora titular de sociología del deporte en el Instituto Nacional de Educación Física de Catalunya (Inefc), analizó cómo ha sido el perfil del practicante deportivo durante la cuarentena y añadió que, aunque el entrenamiento en el hogar se ha disparado, “los clientes volverán a los gimnasios para entrenar y socializar, que es algo que una app no aporta”.

 

Sin embargo, los gimnasios volverán a la actividad en un momento en que la distancia de seguridad impedirá que los centros deportivos puedan desarrollar ese papel socializador que han desempeñado en los últimos años. En este sentido, Juan del Coso, doctor del Centro de Estudios del Deporte de la Universidad Rey Juan Carlos (Urjc), incidió en que en las primeras fases la actividad deportiva se llevará a cabo en solitario.

 

Fernando Villar, director del Centro de Estudios del Deporte de la Urjc, señaló que el confinamiento ha contribuido a la promoción del sector deportivo porque “por necesidades vitales, la gente está deseando salir a la calle y ha demandado una franja horaria para poder salir a ejercitarse”. 

 

Ahí, el reto de la industria deportiva estará en aprovechar esa necesidad que ha surgido en la sociedad, y los expertos coincidieron en la importancia de canalizar ese boom a través de la salud para que la sociedad entienda la práctica deportiva como un hábito.