06 Dic 2021 | 17:45

Líder en información económica del deporte

Fitness

Boris Johnson ordena el cierre de los gimnasios en Reino Unido por la crisis del coronavirus

Además de los centros deportivos, el primer ministro británico ha anunciado el cierre de bares, pubs, restaurantes y todo tipo de establecimientos de ocio, para “forzar que la curva de transmisión en el país vaya hacia abajo”.

Palco23

20 mar 2020 - 17:09

The Gym afirma haber perdido un 2,4% de su clientela en lo que va de marzo por el coronavirus

 

 

Boris Johnson rectifica y endurece las medidas para frenar la transmisión del Covid-19. El primer ministro de Reino Unido ha dado la orden de cerrar todos los gimnasios del país por la crisis del coronavirus. Esta medida, que se tomó hace una semana en España y hace dos en Italia, pretende “forzar que la curva de transmisión del virus vaya hacia abajo”, según ha anunciado el presidente. 

 

A los gimnasios se sumarán los bares, pubs, cines, restaurantes y establecimientos similares enfocados al ocio en Reino Unido. El cierre es inminente y obligatorio a partir de esta misma noche. Johnson ha aceptado que ha llegado el momento de “seguir los consejos de los científicos”, tras haber defendido una política favorable al “contagio controlado”.

 

Pese a que hasta ahora el Gobierno ha dado vía libre a los ciudadanos británicos para que acudan a establecimientos públicos y centros deportivos, la población ha tomado precauciones. The Gym, la segunda cadena de gimnasios con más clubes en Reino Unido, ha perdido a un 2,4% de su clientela entre el 1 y el 18 de marzo.

 

 

 

 

“El brote de Covid-19 en las dos últimas semanas ha empezado a afectar al negocio; la asistencia diaria a los clubes ha caído, el número de altas es menor del esperado, la cancelación de abonos ha aumentado y el número de miembros que han congelado su membresía también ha crecido”, ha explicado la cadena. La compañía optó por no cerrar sus centros, a la espera de que el Gobierno decretara el cierre y fuera por fuerza mayor. 

 

La organización formada por las cadenas de gimnasios de Reino Unido, UKActive, envió una carta el Gobierno británico a principios de semana para reclamar una serie de medidas que compensaran su actividad en plena crisis del coronavirus. Entre otras, se pidió al Gobierno que facilitar préstamos para favorecer la liquidez de los centros, así como la posibilidad de no pagar el IVA y recibir apoyo económico para pagar los salarios de los trabajadores durante el presumible periodo de cierre de las instalaciones que preveía.