01 Jul 2022 | 06:52

Líder en información económica del deporte

Fitness

Body Factory se hace con el control de tres gimnasios e invierte un millón en un club de Cádiz

La gestora de instalaciones deportivas ha iniciado un plan estratégico centrado en sus centros deportivos de gran formato para el público familiar.

Palco23

17 feb 2020 - 13:30

Body Factory ha invertido un millón de euros en el gimnasio que opera en Algeciras (Cádiz)

 

 

Body Factory da un giro a su plan estratégico para centrarse en la gestión de instalaciones deportivas municipales de gran formato. La cadena de gimnasios se ha hecho con el control de tres gimnasios en Pozuelo de Alcorcón, Móstoles (Madrid) y Cádiz. En concreto, se trata del Body Factory Prado de Somos Aguas y el Body Factory Algeciras, tras hacerse con el 100% del accionariado, que hasta ahora compartía con otros socios. Por otro lado, ha pasado a controlar el 50% del Body Factory de Móstoles.

 

“La mayor presencia de Body Factory en el accionariado de ambas instalaciones supone que podremos llevar un control aún más cercano y exhaustivo de la gestión de dos de nuestros centros punteros y cuya evolución, en el último año, ha registrado crecimientos de hasta un 11%”, ha asegurado Ángel Luis García Balcones, presidente de la cadena.

 

El club de Pozuelo de Alcorcón cuenta con 5.000 metros cuadrados, mientras que la instalación de Móstoles tiene 6.000 metros cuadrados. Con este movimiento, la compañía refuerza su apuesta por las instalaciones municipales de gran tamaño y enfocadas al público familiar. Lo hace tras veinte años operando varias líneas de negocio con gimnasio en régimen de concesión administrativa, clubes de alta gama y centros franquiciados.

 

 

 

 

En cuanto al club de Algeciras, la cadena ha ido más allá y tras adquirir el 100% de las acciones de la sociedad que opera este gimnasio, ha invertido un millón de euros en ampliar el complejo, que cuenta con 6.500 metros cuadrados y más de 13.000 metros cuadrados para actividad en el exterior. Se ha finalizado la primera fase de las obras para dotar el centro de 800 metros cuadrados adicionales.

 

En paralelo, se han realizado “desinversiones estratégicas en línea con la política corporativa”, lo que le ha llevado a dejar de operar el Body Factory Fit Price Cádiz, traspasado a Altafit. “Se trataba de un modelo de negocio que había dejado de estar en consonancia con nuestra apuesta estratégica y que no generaba suficiente valor económico”, ha explicado Balcones.