17 Ene 2022 | 04:59

Líder en información económica del deporte

Fitness

Bigg Fit escoge España para su desembarco en Europa con un primer centro en Madrid

La cadena de gimnasios argentina da el salto en el Europa y abre su primer centro en España ubicado en Madrid donde arranca su expansión con la previsión de abrir próximamente más centros en ciudades como Barcelona y Valencia.

Bigg Fit escoge España para su desembarco en Europa con un primer centro en Madrid
Bigg Fit abre su primer centro en España con la apertura de un gimnasio en el barrio de Salamanca de Madrid.

Palco23

01 dic 2021 - 12:00

Bigg Fit arranca su expansión europea. La cadena argentina de gimnasios abre su primer centro en España y lo hace en el barrio de Salamanca de Madrid. Se trata del primer mercado europeo en el que operará la compañía.

 

La cadena se fundó en 2013 y opera 49 gimnasios entre Argentina, Chile y Paraguay, al que ahora se suma el primer centro en España. Bigg Fit prevé un plan de expansión en territorio nacional con la apertura de más centros en ciudades españolas como Barcelona y Valencia en los próximos meses, según ha informado CMD Sport.

 

Además, la cadena de gimnasios argentina quiere reforzar su presencia en la capital española, llegando a alcanzar un total de tres centros en 2022. Sus planes de expansión también pasan por Latinoamérica, donde la cadena planea otras ocho aperturas, siete en Argentina y una en Chile.

 

Bigg Fit cuenta con un modelo de gimnasios boutique que combina CrossFit con el entrenamiento funcional y la cadena complementa las actividades con ejercicios al aire libre y servicios digitales dentro de su aplicación.

 

 

Las instalaciones suelen contar una superficie de 250 metros cuadrados, sin embargo, hay centros de 500 metros cuadrados e incluso 800 metros cuadrados. Los gimnasios boutique de la cadena argentina requieren una inversión aproximada de 300.000 euros.

 

Guillermo Mazzoni, consejero delegado y confundador de Bigg Fit confía en que la cadena crezca en España a medida que los centros estén operativos y se empiece a conocer su metodología en el territorio. Mazzoni cuenta con ciudades con más densidad demográfica y poder adquisitivo para empezar su expansión y no descarta implantarse más adelante en municipios con perfiles distintos.

 

Sin embargo, el fitness español vive una situación complicada causada por la pandemia. En 2020, la media de ingresos anuales por instalación deportivas se desplomó un 58,9%, hasta 473.961 euros, frente a los 1,15 millones de euros del año anterior.

 

Los centros registraron un descenso del 53,8% en los ingresos por cuotas, pasando de 919.181 euros en 2019 a 424.384 euros en el año del estallido de la pandemia, mientras que los ingresos atípicos se desplomaron un 74,5%, pasando de 235.937 euros a 59.840 euros. El número de usuarios mensuales por instalación registró un descenso del 37,5%, hasta 1.700, frente a los 2.718 abonados del curso anterior.