08 Dic 2021 | 01:07

Líder en información económica del deporte

Fitness

BeUp: más inversión para volver a 15.000 socios y cerrar 2021 en beneficios

La cadena ha perdido un 37,8% de los contratos individuales o de unidad familiar y su facturación ha caído más del 50%. BeUp ha invertido 6,5 millones en un nuevo centro.

M. L-E.

22 mar 2021 - 04:50

BeUp: más inversión para volver a 15.000 socios y cerrar 2021 en beneficios

 

 

BeUp planta cara al Covid-19. La cadena de gimnasios, que actualmente opera en Santander y en Burgos y está controlada por la Constructora de Obras Pública San Emeterio (Copsesa), se ha marcado como objetivo en 2021 recuperar los 15.000 socios que tenía antes de la pandemia entre sus tres centros, ubicados en Santander y en Burgos. Fernando San Emeterio es director de Edificación e Infraestructura de la compañía mientras que Manuel Abajo es director de operaciones de la cadena.

 

Antes de la pandemia contaba con 9.000 contratos que se correspondían a 15.000 abonados, actualmente esta cifra se sitúa en 5.600 contratos individuales o de unidad familiar. En facturación, la caída ha sido de algo más del 50%. “Tenemos un plan financiero hasta 2025, rehacemos los presupuestos trimestralmente”, afirma Abajo. La empresa no pudo evitar los números rojos en 2020: “Pelearemos por volver a los beneficios, esperemos que la situación sea más favorable”.

 

Fundada en 2016, Copsesa ha trasladado la experiencia en el sector de la construcción al fitness, por lo que apuesta por una inversión constante para atraer al público en sus centros de obra nueva. Cada ocho años renueva todas las instalaciones. De hecho, hace unos días anunció una inversión de 6,5 millones de euros en reformar uno de los pabellones del Bilbao Exhibition Centre (BEC), que se convertirá en el nuevo centro deportivo con más de 5.000 metros cuadrados de superficie, que estará operativo en otoño de 2021”.

 

 

 

 

“No hacemos todos los proyectos, por cómo nos financiamos (fondos propios y bancarios) hay que ir paso a paso, elegimos un sitio y crecemos en calidad porque antes de correr debemos tener bien las instalaciones, por eso hacemos una inversión anual en los centros, porque no tenemos intención de irnos”, explica el directivo.

 

La empresa cuenta con 128 trabajadores entre contratos directos y externos y con el nuevo gimnasio empleará a 50 trabajadores más. El precio medio de los abonos a sus gimnasios es de entre 35 euros y 40 euros por persona. La cadena apuesta por una estética “muy cuidada, con muchas recepciones y un hall hotelero, cuidando los detalles y con materiales de construcción de alta calidad, de la propia constructora”.

 

“Nuestra apuesta es por la experiencia del cliente y del público familiar, con socialización interna, en nuestro centro del BEC esperamos tener entre un 40% y un 45% de público familiar”, explica. “Esta estrategia ya la teníamos de antes del Covid-19, por este motivo estamos tranquilos y sabemos que nos recuperaremos y que tendremos un perfil de socios mixto: puede que para algún gimnasio el tipo de cliente cambie, pero para nosotros, no; todo volverá como antes”, señala.