Fitness

BeOne se impone a Gaia y BPXport por una concesión en Madrid

Serviocio resulta adjudicataria de un centro deportivo en Colmenar Viejo, donde invertirá al menos 1,1 millones euros en remodelar el complejo y en dotarlo de equipamiento de fitness. El contrato durará ocho años, con opción a prorrogarlo por dos años más.

BeOne se impone a Gaia y BPXport por una concesión en Madrid

Patricia López

03 may 2018 - 04:56

BeOne abrirá su octavo centro en la Comunidad de Madrid y, con los proyectos de Galicia y Logroño, pone rumbo a los cuarenta centros en España

 

 

BeOne crece en la Comunidad de Madrid por la vía de la concesión administrativa. La cadena gallega de gimnasios, que opera a través de Serviocio, se ha impuesto a Gaia y la vasca BPXport por la gestión de un centro deportivo municipal en Colmenar Viejo. Entre las empresas que presentaron oferta para hacerse con la gestión del complejo también figuraban la UTE que hasta ahora explotaba el recinto, la valenciana Valepsa, Geseis Castellon e Instinto Deportivo, que opera en diez centros de Madrid y alrededores.

 

La empresa dirigida por Robert Ramos se compromete a invertir 1,1 millones de euros en remodelar el complejo y dotarlo de equipamiento de fitness. Además, deberá abonar un canon anual de 108.000 euros durante el periodo de la concesión, que es por ocho años con opción a prórroga por dos años más.

 

El valor estimado del contrato, que es por ocho años con opción a dos más es de 9,5 millones de euros, resultado de la facturación anual prevista, que es de 952.634, según el pliego técnico al que ha accedido Palco23

 

Los gastos previstos ascenderán a 913.467 cada año, por lo que se estima un beneficio medio de 39.167 euros al año y 313.336 euros durante todo el periodo. Pese a ello, el pliego administrativo recoge que Serviocio no tendrá derecho a indemnización por causa de pérdidas, ya que una de las cláusulas especifica que la ejecución del contrato se realizará a cuenta y riesgo del gestor.

 

 

 

 

El proyecto de ejecución de las obras establece que BeOne deberá remodelar la zona de spa y dar más espacio a las salas de fitness y de actividades dirigidas. También se modernizará los vestuarios y la piscina, y se habilitará una nueva cafetería, con un presupuesto total de 560.650 euros. Aunque en los pliegos se cifraba en 200.000 euros la inversión en equipamiento, la compañía destinará 413.616 euros, según la prouesta que ha realizado. restantes se destinarán a la compra de máquinas y equipamiento. El concesionario deberá realizar las obras “sin interferir en la apertura prevista de la piscina” y en un plazo de un año.

 

En paralelo a este proyecto, la compañía está trabajando en la construcción de dos centros deportivos propios en Galicia y en Logroño, en los que invertirá tres millones y cinco millones de euros, respectivamente. Asimismo, está negociando una operación corporativa fuera de Galicia, que le llevará a pasar a controlar más de cinco instalaciones.

 

En la actualidad, BeOne cuenta con 35 instalaciones operativas, 18 de las cuales se encuentran en Galicia, su principal área de influencia. Con este nuevo contrato en Colmenar Viejo, elevará a ocho el número de complejos que explota en la Comunidad de Madrid. Además, también gestiona cuatro gimnasios en Cantabria, tres en el País Vasco y uno en Andalucía, Castilla y León y Comunidad Valenciana.

 

La compañía cerró 2017 con una facturación de 28 millones de euros, 168.753 abonados y dio trabajo a 1.238 personas, consolidándose como la cadena de gimnasios que más empleo generó durante el pasado ejercicio.