Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 16 Enero 201808:58:24

Buscador

; Menu
h Fitness

BeOne gana músculo para 2018: invertirá 2,5 millones para abrir un club propio en Galicia y prepara nuevas adquisiciones

La cadena, que prevé cerrar el año con una facutarión de 28 millones de euros, tantea nuevas operaciones corporativas para crecer en el sector. 

27 Nov 2017 — 05:00
P. López
Temas relacionados
Me interesa

BeOne prevé ingresar 28 millones de euros en 2017, lo que supondría un crecimiento del 19% respecto al año anterior

 

 

BeOne-Serviocio pone la directa en el fitness español. La cadena gallega, que empezó a operar en el sector en 1993 como gestora instalaciones municipales, crecerá en Galicia con un nuevo centro deportivo. Según ha podido saber Palco23, la compañía ha cerrado la negociación para construir un gimnasio propio en esa región, en el que invertirá al menos 2,5 millones de euros en remodelarlo. El importe desinado a equipamiento está por decidir.

 

“Será en una de las siete ciudades más grandes de Galicia, y además de zona de fitness contará con piscina y spa”, detalla Roberto Ramos, director general de Serviocio, a este diario. Éste será el cuartocentro propio de BeOne, que en 2015 diversificó su modelo de negocio hacia los centros privados para impulsar su crecimiento sin depender de las licitaciones públicas. Los otros dos se encuentran en Madrid, Ourense y Baiona (Pontevedra), que se suman a las 32 instalaciones en régimen de concesión administrativa.

 

“No renunciamos a la concesión. Encima de la mesa tenemos varios proyectos que aún no están cerrados y estamos trabajando en otra operación corporativa con cadenas que operan en este segmento”, manifiesta el directivo, que a principios de año selló la adquisición de Aquafit. “Cuando firmamos esta operación corporativa sabíamos que adquiríamos centros ya operativos, con una cartera de clientes y con un ebitda positivo. Este es el tipo de operación que nos llama la atención”, subraya.

 

 

 

 

Bajo el paraguas de BeOne, “hemos mejorado la rentabilidad  de los centros Aquafit en un 15% o 20% en diez meses, del 25% en todo el grupo, y de cara a este año volveremos a tener una subida importante en el resultado una vez realicemos el rebranding”, indica. Precisamente el cambio de imagen es otro de los objetivos de la cadena para 2018, especialmente en las piscinas municipales de Rianxo y Cambados, ambas adquiridas a Aquafit. Desde que la compañía dio el pistoletazo de salida al rebranding se han actualizado 21 centros, y los 13 restantes lo harán durante los próximos años.

 

La empresa prevé cerrar el año con un volumen de negocio de 28 millones de euros, lo que supondrá un crecimiento del 19,1%. “Este año cumpliremos las previsiones de facturación. Si bien esperábamos abrir nueve centros y finalmente han sido seis, estamos satisfechos con los resultados y en buena línea para ejecutar esos proyectos en 2018”, comenta.

 

Más allá de las adquisiciones y aperturas acometidas, el año también ha estado marcado por la inversión en la renovación de espacios. En total, se ha destinado 1,3 millones de euros en nuevo equipamiento, mejoras tecnológicas y obras. En concreto, se invirtió 300.000 euros para abrir la piscina del BeOne Monterreal (Baiona).

 

 

 

La compañía es una de las que cuenta con el pulmón financiero de las firmas de inversión, en su caso, Atlas Capital. Desde su entrada en el accionariado en 2009, Serviocio ha pasado de gestionar centros a construirlos y explotarlos, y de facturar 16 millones de euros a cerrar 2016 con una cifra de negocio de 24 millones. Su entrada supuso una inyección económica que permitió su diversificación y crecimiento con operaciones corporativas, con la compra de Fun4U en Madrid y la ya mencionada Aquafit.

 

Sobre los motivos que llevan al capital riesgo a invertir en el sector del fitness, Ramos aclara que “los fondos entienden las bondades de esta industria, que se ha mostrado resistente pese a la crisis y la subida del IVA, y que genera ingresos recurrentes”. Es un interés que han experimentado varias empresas españolas, como Forus, Go Fit, Supera, Enjoy Wellness y Viva Gym, una lista a la que próximamente se sumará AltaFit, que negocia su venta parcial en exclusiva con el fondo MCH.

Publicidad
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...