Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit reduce su facturación un 27% y pierde 125,2 millones en 2020

En España y Francia, la empresa holandesa redujo su facturación un 23%. En global, la compañía ingresó 376,8 millones de euros en el año del Covid-19.

Palco23

09 mar 2021 - 11:45

Basic-Fit reduce su facturación un 27% y pierde 125,2 millones en 2020

 

 

Basic-Fit sufre por el Covid-19. La cadena holandesa de gimnasios perdió 125,2 millones de euros en 2020, frente al beneficio de 11 millones de euros de 2019. La facturación se redujo un 27%, hasta 376,8 millones de euros. El resultado bruto de explotación (ebitda), por su parte, se encogió un 51%, hasta 131,2 millones de euros.

 

En España y en Francia los ingresos disminuyeron un 23%, hasta 170,8 millones de euros, frente a 223,1 millones de euros ingresados en el año anterior. En la región Benelux (Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo) los ingresos cayeron un 29%, hasta 206 millones de euros. Por otro lado, el ingreso medio por socio disminuyó un 29%, hasta 14,50 euros. El 22% de los socios mantuvo la suscripción a los deportes acuáticos, igual que en 2019.

 

Pese a la reducción de la actividad, la cadena aumentó los gastos un 3% porque, aunque pudo reducir los gastos de personal un 28%, hasta 53,3 millones de euros, tuvo que hacer frente a otros gastos por valor de 134,6 millones de euros, un 24% más que el año anterior.

 

 

Basic-Fit aumentó el gasto un 3% pese a recortar los de personal un 28%

 

 

La cadena de gimnasios terminó el año con un total de 905 centros tras abrir 121 gimnasios en toda Europa. En Países Bajos tiene 211 centros, con doce aperturas en 2020; en Bélgica, 193 centros, con diez aperturas el año pasado; en Luxemburgo diez centros, con una apertura; en Francia, 447 centros, con 90 aperturas; y en España 44 centros, con ocho aperturas en el año del Covid-19.

 

De cara a 2021, la compañía espera abrir los 45 centros que estaban en construcción durante la pandemia aunque no ha hecho ninguna previsión en cuanto a socios, centros o facturación estimada hasta que los centros no vuelvan a la normalidad. El mes pasado la empresa obtuvo una financiación bancaria adicional de 150 millones de euros.

 

Por otro lado, la cadena terminó el año con dos millones de socios, frente a los 2,22 millones de abonados que tenía en 2019. También obtuvo 33 millones de visitas a los clubes tras la primera ola de la pandemia y registró siete millones de entrenamientos completados a través de su aplicación frente a los dos millones de entrenamientos del año anterior.

 

“Ha sido el año más difícil de la historia de la compañía y de la industria del fitness: terminamos 2020 con 906 centros, 851 de los cuales están cerrados por las restricciones”, explica Rene Moos, consejero delegado de la empresa. “La pandemia ha aumentado el deseo por tener una vida más activa y saludable, lo comprobamos cuando se reabrieron los gimnasios ya que en junio y julio el número de altas fue superior al del año anterior”, explica.  “Seguimos confiando en las oportunidades de crecimiento de Basic-Fit, la perspectiva puede incluso ser mejor una vez superemos la pandemia”, considera.