26 May 2022 | 23:32

Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit firma un préstamo sindicado de 450 millones para mantener el ritmo de aperturas

La cadena holandesa de gimnasios ha firmado un préstamo de 250 millones y una línea de crédito revolving de otros 200 millones que vencerá en 2023. Entre los bancos están ABN Amro e ING.

Palco23

29 jun 2018 - 17:46

Basic-Fit firma un préstamo sindicado de 450 millones para mantener el ritmo de aperturas

 

 

Basic-Fit logra pulmón financiero para no frenar su ritmo de crecimiento. La cadena holandesa de gimnasios ha firmado un acuerdo con la banca para ampliar hasta 450  millones de euros la financiación recibida y aplazar a 2023 el vencimiento total de los préstamos. Las entidades que han participado en la operación son ABN Amro, Rabobank, ING, KBC y BNP Paribas, que hasta ahora no financiaba a la compañía.

 

La financiación sindicada, liderada por Rabobank, consta de un préstamo a medio plazo por 250 millones de euros y una línea de crédito revolving de otros 200 millones, que permiten ampliar el volumen de recursos disponibles para financiar su expansión por Europa, especialmente en Francia. Además, según aseguran a la comunidad inversora, han logrado rebajar los tipos de interés que hasta ahora abonaban.

 

La reestructuración del pasivo se produce a pocos días de que se cierre el primer semestre de 2018. Entre enero y marzo, la compañía  obtuvo facturación de 92,6 millones de euros, un 20% superior a la del mismo periodo del año anterior. La compañía asegura que los ingresos hubieran sido mayores, hasta 93,9 millones de euros, de no ser por el Niif 15, un cambio en la normativa contable que le ha obligado a computar los ingresos de manera diferente.

 

El alza en los ingresos responde al aumento de su base de abonados, que creció un 24%, hasta 1,65 millones de clientes, 320.000 socios más que en los primeros tres meses de 2017. Las aperturas también han jugado un papel importante, ya que al cierre del primer trimestre Basic-Fit contaba con 533 clubes en Bélgica, Holanda, Francia, España y Luxemburgo, en comparación con los 440 centros que tenía hace un año.

 

Desde diciembre de 2017, la compañía ha inaugurado trece instalaciones, once de ellas en Francia; el resto están en Bélgica y Holanda. La apuesta por el mercado galo empezó en 2015, cuando convirtió este país en prioritario. En dos años ha abierto más de 160 clubes y, como ya reconoció el consejero delegado, René Moos, “creemos que allí tenemos la oportunidad de abrir hasta 600 clubes”. La idea es que Francia se convierta en su principal motor de crecimiento debido a la atomización de la oferta y baja penetración del fitness en la sociedad, que está en el 8%.

 

Basic-Fit también ha sido noticia en las últimas semanas por la decisión de uno de sus cofundadores, Eric Wilbort, de vender su participación del 5,9%, por lo que abandonaba el accionariado.