17 Ene 2022 | 04:33

Líder en información económica del deporte

Fitness

Basic-Fit cierra en Valencia uno de los gimnasios que heredó de Fitness First

Tras dejar de operar en Paterna, la compañía aspira a crecer en los núcleos urbanos que concentran mayor densidad de población en España.

Patricia López

03 jul 2017 - 04:57

 

Basic-Fit quiere seguir siendo una de las principales cadenas del fitness español, y esta meta pasa por concentrar su operativa en las principales ciudades del país. Un reto que también conlleva el cierre de instalaciones que ya no encajan con su actual modelo de negocio. De ahí que haya cerrado el gimnasio ubicado en el centro comercial Parque Albán, en Paterna (Valencia), una ubicación que ya no era viable mantener por “falta de rendimiento”, apuntan fuentes de la compañía a Palco23.

 

Se trata de un antiguo centro que en su día operó bajo la marca Fitness First y que Basic-Fit absorbió en mayo de 2011, cuando compró la red de nueve clubes con los que la cadena británica operaba en España. A día de hoy, siguen funcionando seis de estos centros tras los cierres en Paterna y Guadalajara en los últimos años.

 

 

Pese al cese de la actividad en estas ubicaciones, Basic-Fit no ha dejado de crecer en capilaridad y facturación en los últimos ejercicios. De hecho, la filial ibérica cerró 2016 con unos ingresos de 19 millones de euros, un 55% más que en 2015 y cinco aperturas en Madrid, su principal área de influencia. Como ya comentó Francisco Flagoso, director general de la Basic-Fit en España, la enseña busca hacerse fuerte en determinadas regiones para aprovechar las “sinergias de la inversión en márketing”, que permiten “llegar mucho antes a tus objetivos que si vas a distintas ciudades”.

 

De hecho, la falta de rendimiento que provocó el cierre en Paterna responde a que, a día de hoy, su modelo “necesita más densidad de población”, según admiten desde la cadena. Es el motivo que explica por qué las últimas aperturas de la compañía en Madrid, Jerez y Huelva están ubicadas en el centro de la ciudad, un requisito que también cumple el próximo proyecto de la empresa en Extremadura. La marca también está trabajando en ampliar su huella por Andalucía, donde ha concentrado tres de sus últimas aperturas.

 

En España cuenta con 32 instalaciones distribuidas en Madrid, que es su principal área de influencia con 25 gimnasios; País Vasco, con tres; Andalucía, con dos y Asturias y la Comunidad Valenciana, con uno en Gijón y en Valencia.

 

En términos generales, la compañía finalizó 2016 con unos ingresos de 258,6 millones de euros, un 28% más que en el ejercicio anterior. A día de hoy, es la principal cadena de gimnasios en Europa en número de clubs operativos, con 412 centros low cost en Holanda, Bélgica, Francia, España y Luxemburgo.