Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 18 Junio 201904:47:53

Buscador

;Menu
h Fitness

Barcelona prepara su mayor oleada de licitaciones deportivas desde el ‘boom’ olímpico

El Ayuntamiento sacará a concurso la gestión de siete gimnasios municipales en los próximos dos años, con un valor superior a los 11 millones de euros y el CEM Perill como gran novedad. El resto de instalaciones serán centros especializados, como el Tennis Vall d’Hebron.

10 Dic 2018 — 05:00
Patricia López
Compartir
Me interesa

El Ayuntamiento sacará a concurso la gestión de siete gimnasios municipales en los próximos dos años, con el CEM Perill como gran novedad. El resto de instalaciones serán centros especializados, como el Tennis Vall d’Hebron. Es la primera gran hornada de concesiones deportivas tras el boom de este modelo como solución al legado olímpico.

 

 

Barcelona busca gestor para siete centros deportivos municipales (CEM). El Institut Barcelona Esports (IBE), órgano encargado de fomentar la actividad física y subvencionar iniciativas deportivas en la capital catalana, sacará a licitación próximamente la gestión de dichas instalaciones con un presupuesto total de 11,6 millones de euros, según ha podido saber Palco23. Un calendario al que están atentos muchos operadores nacionales, que llevan meses buscando la manera de entrar en Barcelona.

 

Se trata de los CEM Mundet, que en la actualidad está gestionado por la Federación Catalana de Deportes para personas con discapacidad intelectual (Acell) en el distrito de Horta-Guinardó; Perill, ubicado en Gracia y explotado por Eurofitness, y Parc de la Ciutadella, dirigido por la UTE Club Natación en Ciutat Vella.

 

También saldrán a concurso Can Felipa y Verneda, que se encuentran en Sant Martí y están gestionados por Club Natació Poblenou y por Associació Sant Martí Esport, respectivamente. Por último, también se licitará dos instalaciones en el distrito de Sant Andreu. Uno de ellos es el  CEM Bon Pastor, operado por la Agrupació Esportiva Bon Pastor, y Sant Andreu-Sagrera, operado hasta 2020 por el CN Sant Andreu, un club en el que militan deportistas de élite como la olímpica Jessica Vall.

 

 

 

 

Junto a estos siete centros deportivos se sacarán a concurso la prestación de servicios de otras doce instalaciones especializadas, como el centro municipal de tenis de Vall d’Hebron, que da servicio a 1.200 abonados y está operada por la Federación Catalana de Tenis. En total, entre 2018 y 2020 se licita citará la gestión y la explotación de casi una veintena de complejos deportivos en Barcelona.

 

Pero, ¿bajo qué condiciones saldrán a concurso estas instalaciones? El IBE ha tipificado tres tipos de contratos: el de concesión de servicio, el de concesión de servicios con subvención municipal y el contrato de servicios. En función de cada tipo, tendrán una duración determinada, una aportación municipal estipulada, opción o no de prórroga y una serie de requisitos.

 

La idea del IBE es que los siete CEM se adjudiquen a través de un contrato de concesión de servicios con subvención municipal, para garantizar el equilibrio presupuestario del complejo. En este tipo de contrato, se estipula una duración de máxima de cuatro años, pero excepcionalmente se ampliará a ocho, y no se exigirá el pago de canon.  Es una fórmula que ha permitido a los clubes y funciones poder optar a estos contratos, y que seduce a los operadores privados por la minimización de riesgos.

 

 

 

 

El adjudicatario deberá destinar el 10% de los ingresos de la instalación a promover el deporte y, si es necesario, deberá subrogar el personal según se rija en el convenio colectivo de las instalaciones deportivas. Los criterios de adjudicación serán en un 60% objetivos y, en este bloque, tendrá especial importancia el precio del contrato. El 40% será subjetivo, es decir, se valorará la oferta de actividad física y de promoción deportiva que hagan los candidatos.

 

El contrato de mayor presupuesto que saldrá a concurso es el de CEM Perill, en el barrio de Gracia. Operado por Eurofitness, una de las gestoras de centros deportivos más grandes de Cataluña, la instalación  cuenta con 6.300 miembros, 1.575 usuarios sin abono y un presupuesto anual de 2,7 millones de euros. En segundo lugar destaca el CEM Can Felipa, con 5.000 abonados e ingrsos de 2,6 millones de euros.

 

A diferencia de otras ciudades, en Barcelona la gestión de centros deportivos se basa en la colaboración público-privada. La ciudad cuenta con un amplio parque de instalaciones deportivas, muchas de ellas construidas en el marco de los Juegos Olímpicos de 1992. Finalizado el certamen, el Ayuntamiento adjudicó tras un concurso público la gestión de las instalaciones a fundaciones, clubes y compañías especializadas como Eurofitness, Claror o CET10.

 

 

 

 

De ahí que ninguno de los 39 CEM de la ciudad esté gestionado directamente por el consistorio, una realidad que contrasta con el modelo madrileño. En la capita españolal, el Ayuntamiento sólo deriva la explotación de siete gimnasios municipales, mientras que 66 están operados directamente por las juntas municipales de los distritos. Este es el principal motivo por el que el consistorio madrileño ha presupuestado un gasto de 135,2 millones de euros en instalaciones deportivas, mientras que el de Barcelona prevé una inversión de 5,4 millones.

 

Los gimnasios municipales son los que más público atraen en Barcelona. A cierre de 2017, estas instalaciones tenían una media de 190.184 socios en total, y, por primera vez desde el estallido de la crisis, se superó el umbral de los 190.000 clientes al cierre del ejercicio. Los principales operadores de la ciudad fueron Claror, que estabilizó su cartera de clientes con 30.602 abonados; Eurofitness, que fue la tercera que más aumentó la cifra de inscripciones y alcanzó 23.512 (+4,2%), y Holmes Place, que por primera vez superó la barrera de los 20.000 socios (+ 5,8%).

 

El centro con más abonados de la capital catalana fue el CEM Sebastià, dirigido por el Club Atlètic Barceloneta, con 11.171 usuarios. Esta instalación invirtió en una nueva piscina exterior junto a la playa, lo que permitió a la entidad incrementar su cifra de abonados durante verano y desbancar al CEM Bac de Roda, dirigido por CET10, en lo más alto del podio. Este complejo finalizará contrato de concesión en 2023.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...