30 Nov 2021 | 16:55

Líder en información económica del deporte

Fitness

Barcelona pierde el 24% de los abonados a los centros deportivos municipales

Las restricciones implicaron una caída del 85% en el número de participantes en los eventos deportivos de la capital catalana.

M. L-E.

01 mar 2021 - 04:49

Barcelona pierde el 24% de los abonados a los centros deportivos municipales

 

 

Los centros deportivos municipales no se quedan al margen del golpe del Covid-19. Entre finales de febrero y septiembre del año pasado, Barcelona perdió el 24% de los abonados a los centros deportivos, hasta 150.116 socios, según se desprende del informe Estat de la Ciutat: impacte del Covid-19, realizado por el Ayuntamiento de Barcelona.

 

Según reconoce el consistorio, “las medidas aprobadas para contener la propagación de la pandemia a lo largo de 2020 han afectado mucho”. “A partir de la declaración del estado de alarma y las posteriores restricciones, el goteo de bajas fue imparable y, a pesar de que no se cobraron las cuotas mensuales de los meses en que los centros permanecieron cerrados, a finales de septiembre, último dato disponible, el número de abonados se había reducido hasta poco más de 150.000 abonados y todo apunta a que con las restricciones del otoño, todavía ha podido caer más”, señala.

 

Por otro lado, el estudio también indica que, si en 2019 más de 300.000 personas participaron en eventos deportivos, hasta septiembre de 2020 la cifra se situó por debajo de los 45.000 participantes ya que muchos eventos se tuvieron que suspender por la pandemia, lo que supone una caída del 85%. 

 

 

 

 

Esta cifra es el resultado de las pruebas que se pudieron celebrar antes de estallar la pandemia, como el Medio Maratón, que registró un récord de 23.000 inscritos, de los cuales 7.500 fueron mujeres (32,6% del total) y 10.000 participantes extranjeros (45% del total). También se celebró la Barcelona Spain Masters 2020, en el CEM Olímpics Vall d’Hebron, uno de los campeonatos de bádminton más prestigiosos del mundo.

 

A partir de la declaración del estado de alarma, otras competiciones de carácter internacional como la Volta Ciclista en Catalunya o el Trofeo Conde de Godó de tenis fueron suspendidas, igual que las carreras populares del Corte Inglés o de los Bombers. En la segunda oleada se suspendió la Zurich-Marató de Barcelona.

 

Además, en julio se retomaron los acontecimientos deportivos en las calles de la ciudad con la 1,2,3 a remontar Barcelona, una prueba multidisciplinaria de natación, ciclismo, carrera a pie y spinning, que contó con 600 participantes. También se celebró la carrera de la Mercè, que fue la primera cita presencial multitudinaria organizada en España desde la irrupción de la pandemia y lo hizo en un doble formato presencial y virtual, que tuvo hasta 3.000 participantes. También se pudo celebrar presencial la Copa de Europa de Triatlón y el Imagin Extreme, a puerta cerrada, la Jean Bouin, con mil atletas, la Copa Nadal, con 250 nadadores, y la Carrera dels Nassos, con mil corredores.

 

Por su parte, el deporte escolar también se vio afectado y el programa Dansa Ara tuvo que celebrarse en modo virtual, que contó con 9.600 niños de 236 centros educativos de la ciudad. Por su parte, el programa Convivim Virtualment se celebró pero en digital y contó con la participación de 2.000 jóvenes.

 

Finalmente, según la Encuesta de Servicios Municipales, la valoración de las instalaciones deportivas por parte de los ciudadanos obtuvo en el 2020 una nota de 6,5 sobre 10 mientras que los usuarios de instalaciones deportivas municipales les otorgó una puntuación de 6,8, sólo dos décimas por debajo del año anterior.