29 Sep 2022 | 07:00

Líder en información económica del deporte

Fitness

Anytime Fitness acelera con diez centros más en España y aplaza la llegada de sus otras marcas

La cadena estadounidense, que cuenta con cuatro centros propios en el país, estima que acabará el año con un total de 30.000 socios, importe que supondrá un incremento del 7,1% frente al cierre del primer semestre de 2022.

Anytime Fitness acelera con diez centros más en España y aplaza la llegada de sus otras marcas
Las aperturas serán en Lleida y Palma.

M. L-E.

19 sep 2022 - 05:00

Anytime Fitness sigue creciendo en España. La cadena estadounidense prepara diez nuevas aperturas en 2023, por lo que, de cumplirse sus previsiones, la cadena terminará el próximo año con un total de 48 centros operativos en el país. Anytime Fitness terminará 2022 con 38 centros en el país y, a largo plazo, espera tener un total de 250 gimnasios en España.

 

Por otro lado, la cadena, que cuenta con cuatro centros propios en el país, estima que acabará el año con un total de 30.000 socios, importe que supondrá un incremento del 7,1% frente al cierre del primer semestre de 2022.

 

“El objetivo pasaba por tener 800 socios por club y lo hemos alcanzado; ahora el plan pasa por diez aperturas más en 2023”, explica Enrique Iranzo, director de operaciones de la cadena, a Palco23. Estas aperturas serán en Lleida y Palma.

 

 

 

 

Por ahora, el plan de la compañía pasa por seguir extendiendo la marca Anytime Fitness por el país, por lo que ha aplazado la llegada de las marcas de Self Esteem Brands, propietario de la compañía, como Waxing the City, Basecamp Fitness o The Bar Method, a 2024. “Podríamos traerlas ya, pero, de momento, no será así porque nos quedan muchos espacios para Anytime Fitness”, asegura.

El directivo sostiene que, a partir de cincuenta centros en España, se podrá plantear dicha cuestión.

 

Se va a alargar, no es que no puedan venir, somos más doce empleados dando soporte a los franquiciados y más de 35 trabajadores en los clubes corporativos: si lo hacemos, lo queremos hacer bien, enfocando parte de un nuevo equipo a estas marcas, pero la pandemia ha alterado nuestros planes”, explica.

 

De esta manera, la cadena seguirá creciendo en Cataluña, aunque ha establecido Madrid como un objetivo prioritario, en el que quiere recuperar la presencia que tenía antes de la pandemia. También se ha marcado crecer en el sur de España y en la costa Mediterránea.

 

La compañía, que no ha comunicado el volumen de negocio generado en 2021 ni las previsiones de cara a 2022, ha incrementado su facturación respecto al año del Covid-19. Según muestra la filial de Anytime Fitness España en sus cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil, el incremento neto de la cifra de negocio es de un 10,7%, gracias a “la mejora de la situación económica”. Si esta cifra se traslada al conjunto de la empresa, la compañía habría alcanzado un negocio de 23 millones de euros en el mercado español en 2021, mientras que, de cara al 2022, podría recuperar los niveles prepandemia. En 2019, la compañía facturó 26 millones de euros con 59 centros operativos.

 

“La cifra de negocio se está igualando, sólo podemos decir que estamos muy contentos y aún no hemos acabado, si seguimos a este ritmo, seguramente podremos tener una facturación por unidad de negocio igual o mejor que antes de la pandemia”, reconoce Iranzo.Para que se produzca esta recuperada, la compañía tendrá que hacer frente a varios retos pese a que hay optimismo en la compañía. “La vuelta al cole ha sido espectacular, estamos sumando a un nivel muy similar frente a antes de la pandemia, y el centro en Rubí (Barcelona) que abriremos ya tiene más de 300 socios en preventa”, afirma.

 

 

 

 

Sin embargo, la cadena ha percibido un incremento del coste de la energía del 25% por lo que ha tomado varias medidas. Por un lado, está creando un comité de franquiciados para poder negociar con las compañías energéticas. “No es una central de compras, pero con nuestra red podemos mejorar precios, reducir el coste de la energía o, al menos, intentar quitar incertidumbre ante un mercado tan variable y pactando un precio fijo, ya que esta situación afecta al cash-flow de los centros”, afirma.  

 

Por otro lado, la cadena ha recomendado a sus franquiciados subir los precios un 5%, por lo que, ahora, el precio medio del abono se sitúa en 44 euros. “La estrategia pasa ahora por personalizar más el producto, no buscamos tanto el precio sino ofrecer un producto personalizado a un precio razonable, potenciando los servicios y añadiendo valor”, explica. El directivo asegura que la reacción de los clientes “no ha sido mala, entendiendo el ecosistema actual”. Por lo tanto, ahora, además de seguir apostando por su apuesta digital, Anytime Fitness, ofrecerá entrenamientos personales en grupo, al que se sumará “un componente de gamificación y de comunidad”.  

 

En lo que va de año, la cadena ha sumado Anytime Fitness Santander (Cantabria) y Anytime Fitness Sant Adrià de Besòs (Barcelona) a su catálogo, alcanzando la cifra de 36 centros en toda España, con la reincorporación a su red de Anytime Fitness Mataró y Anytime Fitness Igualada.

 

La franquicia nació en Minnesota, donde se encuentra su sede central, y desde donde sus fundadores Dave Mortensen y Chuck Runyon lideran este proyecto ya presente en los cinco continentes. Anytime Fitness realiza alrededor de 400 aperturas al año, sumando casi 5.000 unidades operativas en diecinueve años.

 

Anytime Fitness contaba con 32 gimnasios en España a finales de 2021, con 22.000 socios y 180 personas en plantilla. La entidad cerró el año 2020, el último en el que hicieron públicos sus resultados, con una facturación de 20,8 millones de euros.